81 empresas se comprometen a cumplir con una nueva ley aprobada en la Casa Blanca sobre cambio climático

General Mills, IKEA y Best Buy se encuentran entre las 81 empresas que recientemente se han unido a una ley aprobada en la Casa Blanca sobre cambio climático, American Business Act on Climate Pledge, que establece la reducción de gases de efecto invernadero y objetivos de abastecimiento de energía renovables a partir de 2020 hacia delante.

Las promesas se centran en aumentar la eficiencia energética, impulsando la inversión baja en carbono y hacer que la sostenibilidad sea más accesible a los estadounidenses con bajos ingresos.

Autodesk, Bloomberg, CA Technologies, Dell, eBay, EMC, Kellogg’s, Levi Strauss & Co., L’Oréal, Mars, Nestlé, Nike, PG&E, Starbucks, Unilever y The Walt Disney Company también firmaron recientemente este compromiso de acción por el clima.

Al firmar el compromiso, las empresas: expresan el apoyo a que haya un gran resultado en las negociaciones sobre el clima de la COP21 en París; demuestran un compromiso permanente con la acción climática, al anunciar nuevos compromisos para reducir sus emisiones, aumentar las inversiones bajas en carbono, desplegar una energía más limpia y llevar a cabo otras acciones para construir negocios más sostenibles y abordar el cambio climático; también son un ejemplo para otros negocios a través del liderazgo y la acción.

IKEA, por ejemplo, se compromete a producir tanta energía renovable como energía total consumida en las operaciones globales para el año 2020. Este objetivo ya se ha cumplido en los EE.UU. debido al gran parque eólico del Grupo IKEA en Illinois.

Best Buy se compromete a reducir las emisiones de carbono en sus instalaciones de América del Norte en un 45 por ciento para 2020, a partir de los niveles de 2009. Su nuevo compromiso es más del doble de su meta anterior, que era de una reducción del 20 por ciento en 2020.

PG&E está prometiendo invertir cerca de  3 mil millones de dólares al año para modernizar la red eléctrica e integrar otras tecnologías bajas en carbono. También se compromete a apoyar la aplicación del Plan de Energía Limpia de la EPA y a ofrecer a los clientes electricidad con más del 60 por ciento libre de carbono para el año 2020.