La Academia Pontificia de las Ciencias organiza un taller sobre el Cambio Climático y Desarrollo Sostenible

“Proteger la Tierra, Dignificar la Humanidad; Dimensiones morales del cambio climático y desarrollo humano sostenible”. Este fue el título de un taller sobre cambio climático que reunió a representantes de diversas confesiones religiosa con el objetivo de: ayudar a fortalecer el consenso mundial sobre la importancia del cambio climático en el contexto del desarrollo sostenible; elevar la importancia de las dimensiones morales para proteger el medio ambiente antes de la encíclica papal; y construir un movimiento global para abordar el cambio climático y el desarrollo sostenible.

La jornada fue organizada por la Academia Pontificia de las Ciencias, la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales, la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, organismo de la ONU) y la organización Religiones por la Paz y tuvo lugar en el Vaticano el pasado 28 de abril.

En un comunicado, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, dijo que la ciencia y la religión están totalmente alineados, y no están en desacuerdo con respecto al cambio climático. Aplaudió el liderazgo del Papa Francisco, señalando que ha sido “una de las voces morales más apasionadas sobre el cambio climático.” Dijo que las religiones del mundo pueden ofrecer un liderazgo valioso para transformar nuestras economías, nuestro pensamiento y nuestros valores. Instó a los participantes a continuar reduciendo su huella de carbono y educar a sus seguidores para reducir el consumo irreflexivo.

El taller dio lugar a una ‘Declaración de Líderes Religiosos, dirigentes políticos, líderes empresariales, científicos y especialistas de desarrollo “, que pone de relieve la conexión entre el respeto por el medio ambiente y por las personas, especialmente los pobres, los excluidos, víctimas de la trata de personas y de la esclavitud moderna, los niños y las generaciones futuras. Afirma que “el cambio climático inducido por el hombre es una realidad científica” y “su mitigación es un imperativo moral y religioso para la humanidad”. La declaración continúa explicando que los seres humanos tienen los medios tecnológicos y financieros para combatir el cambio climático inducido por el hombre, mientras que se debe eliminar la pobreza global.

El comunicado explica que: la financiación del desarrollo sostenible, incluida la mitigación del cambio climático, deben ser apoyados por incentivos para la transición hacia la energía baja en carbono, lo que permitirá las inversiones para un desarrollo sostenible; y la mitigación del cambio climático requerirá una transformación a las renovables y otras energías bajas en emisiones de carbono y a la gestión sostenible de los ecosistemas, llevado a cabo en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El nuevo vídeo de Prince Ea ‘Dear Future Generations, Sorry’, que arrasa en Internet, apoya la campaña Stand For Trees

El fenómeno de Internet que es el nuevo vídeo de Prince Ea, ‘Dear Future Generations, Sorry’  sigue creciendo. Con más de 53 millones de visitas en 9 días en su página de Facebook, el rapero y activista ha mostrado su compromiso para proteger el medio ambiente a base de acordes.

En ella, rapea una disculpa a las generaciones futuras por la pérdida de la selva amazónica y habla de otros desastres ambientales causados por la codicia contemporánea, la ignorancia y el desinterés. El vídeo ha tenido mucho éxito en redes sociales y muestra el apoyo a la campaña Stand for Trees.

La campaña Stand for Trees fue creada por Code REDD, una ONG de la que Allcot es miembro. Stand for Trees promueve y vende bonos de carbono de  11 proyectos de  REDD + (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación)  que tienen grandes beneficios sociales y comunitarios, así como beneficios ambientales. Stand for Trees es apoyado por la  Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID en sus siglas en inglés) y está diseñada para “dar poder a los ciudadanos para tomar medidas directas para proteger los bosques en peligro de extinción y reducir los impactos del cambio climático”.

La popularidad del mensaje de Prince EA y su capacidad de llegar a tantas personas es una primicia para REDD +, ya que da a conocer así la metodología y los proyectos al público general y no solo a los participantes de la industria del carbono.

¿Qué sucedería si nos unimos en defensa de los árboles y evitamos la emisión de una tonelada de CO2 a la atmósfera?

Haz click aquí para saber más sobre la campaña Stand for Trees

Haz click aquí para ver el vídeo de Price EA

Los coches nuevos vendidos en 2014 emiten un 2,6% menos de CO2 que los vendidos en 2013

Los coches nuevos vendidos en 2014 emiten de media un 2,6% menos de CO2 que los vendidos en 2013 y casi 7 gramos de CO2 / km por debajo del objetivo de 2015, según los datos provisionales publicados por la Agencia Europea de Medio Ambiente.

El nivel medio de emisiones de un coche nuevo vendido en 2014 fue de 123,4 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, muy por debajo de la meta de 2015, de 130 g, según los datos provisionales de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). Dado que el control se inició en la legislación vigente en el año 2010, las emisiones se han reducido en 17 g de CO2 / km (12%). Los fabricantes, sin embargo, tendrán que reducir aún más las emisiones para alcanzar el objetivo de 95 g de CO2 / km para el año 2021.

Resultados clave

  • Un total de 12,5 millones de vehículos nuevos se registraron en 2014, el primer aumento general desde 2007. Las inscripciones aumentaron en todos los Estados miembros de la UE en comparación con 2013, a excepción de Austria, Bélgica y los Países Bajos.
  • Un nuevo coche vendido en 2014 emitió una media de 123,4 gramos de g de CO2 / km, muy por debajo de la meta de 2015 de 130 g de CO2 / km. Europa ya había alcanzado su meta de 2015 para el año 2013, dos años antes de lo previsto.
  • Los niveles promedio de emisiones en 2014 estaban por debajo de 130 g de CO2 / km en 17 de los 28 Estados miembros.
  • Los modelos significativamente más eficientes fueron comprados en los Estados miembros que pertenecen a la UE desde antes de 2004, en comparación con los nuevos Estados miembros de la UE. Los coches más eficientes fueron comprados en los Países Bajos (107 g CO2 / km), Grecia (108 g de CO2 / km) y Portugal (109 g CO2 / km), mientras que los coches menos eficientes fueron comprados en Estonia (141 g de CO2 /km), seguida de Letonia (140 g de CO2 / km) y Bulgaria (136 g CO2 / km).
  • Los vehículos diesel siguen siendo los vehículos más vendidos en Europa, lo que constituye el 53% de las ventas. Los países con una alta proporción de las ventas de diesel son Irlanda (74%), Luxemburgo (72%), Portugal (71%), España (66%), Francia y Grecia (64%), Croacia (63%) y Bélgica (62%).
  • A pesar de las fluctuaciones de menor importancia en el pasado, la eficiencia del combustible de los vehículos de gasolina se ha ido poniendo al día con la de los coches diesel de bajo consumo en los últimos años. La brecha de emisiones entre la gasolina y el diesel se encuentra actualmente por debajo de 3 g de CO2 / km, alrededor de una séptima parte de la brecha en el año 2000.
  • Alrededor de 38 000 vehículos eléctricos se registraron en 2014, un aumento del 57% respecto a 2013. El mayor número de registros se registró en Francia (más de 10.700 vehículos), Alemania (alrededor de 8. 500 vehículos) y Reino Unido (alrededor de 6.700 vehículos). Sin embargo, los vehículos eléctricos siguen constituyendo sólo una fracción muy pequeña de nuevos registros (0,3%).

La demanda de alojamiento sostenible aumenta

Los cambios en las preferencias de alojamiento de turistas podrían llevar a un número cada vez mayor de hoteleros a  adoptar medidas de construcción verde.

Como la demanda de propiedades eficientes energéticamente y sostenibles se eleva entre inquilinos e inversores, los turistas también están mostrando una creciente preferencia por un alojamiento verde.

Una serie de estudios realizados en los últimos años ha mostrado que el mercado del turismo sostenible se está expandiendo rápidamente, a la vez que aumenta la conciencia ambiental entre los consumidores.

Un estudio de eco-viajes reciente realizado por TripAdvisor a mediados de 2014 encontró que más del 25 por ciento de los encuestados tienen en cuenta el impacto que producen en el medio ambiente a la hora de tomar decisiones durante su estancia en hoteles.

Otras investigaciones realizadas desde principios de la década coinciden en gran medida con las conclusiones de TripAdvisor. Una encuesta de 2011 realizada por Conde Nast Traveler encontró que el 93 por ciento de los lectores cree que las agencias de viajes tienen que tener la responsabilidad de proteger al medio ambiente, mientras que una encuesta de 2012 de TUI, la agencia de viajes más grande del mundo, encontró que el 54 por ciento de los encuestados estaban familiarizados con la sostenibilidad, y el 40 por ciento estaban muy preocupados con ella.

Los proveedores de alojamiento en todo el mundo ya están respondiendo a este cambio en los gustos del consumidor mediante la creación de un alojamiento más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Para muchos hoteles, la forma de aumentar sus credenciales verdes es la instalación de energía solar y la puesta en práctica del reciclaje de agua.

El Hotel Carlton en San Francisco, situado en el suburbio arbolado de Nob Hill, en una de las originales “siete colinas” de la ciudad es un ejemplo clásico de esto. Los operadores del hotel han instalado un total de 105 paneles solares en el edificio, lo que ayuda a reducir el consumo de electricidad en un 12 por ciento y lograr una reducción drástica de las emisiones de carbono asociadas.

El Grand Hyatt Dubai es otro ejemplo que demuestra que incluso los alojamientos de lujo a gran escala son capaces de alcanzar niveles impresionantes de sostenibilidad y eficiencia.

Indonesia y Singapur, los países asiáticos que lideran el crecimiento en inversión sostenible

Indonesia y Singapur son los países asiáticos que están teniendo el crecimiento más rápido en inversión sostenible. Los activos de inversión sostenible de Asia – definidos como fondos que emplean estrategias de inversión sostenibles – se situaron en 53 mil millones de dólares estadounidenses a principios de 2014, un aumento del 32 por ciento con respecto a los 40 mil millones dólares invertidos al inicio de 2012. Eso es un 0,2 por ciento del total mundial.

Estas son las conclusiones de Global Sustainable Investment Review 2014, un informe publicado el 24 de febrero por la Alianza Global Sustainable Investment (GSIA), un grupo de organizaciones de inversión sostenible que incluyen el Foro Europeo de Inversión Sostenible (Eurosif) y la  Asociación para la Inversión Sostenible y Responsable en Asia (ASrlA).

La inversión sostenible es un enfoque de inversión que considera factores ambientales, sociales y de gobierno (ESG), tales como el cambio climático y los derechos humanos en la selección y gestión de actividades.

Malasia, Hong Kong y Corea del Sur son los mayores mercados por volumen de activos de los 13 países de Asia donde se recolectó la información: Bangladesh, China, Hong Kong, India, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Pakistán, Singapur, Taiwán, Tailandia y Vietnam.

Singapur e Indonesia son los que están teniendo el crecimiento más rápido, impulsado en gran medida por las políticas de los gobiernos locales para fomentar prácticas sostenibles. Singapur se está posicionando como un centro para la tecnología y los productos de inversión sostenible mientras que los fondos islámicos son un importante contribuyente al sector en Indonesia.

“Nos alienta ver un crecimiento constante en los activos de inversión sostenible en todo el mercado de Asia, sin embargo esta cifra es muy pequeña en términos relativos en comparación con otros mercados regionales y nacionales”, dijo Jessica Robinson, directora ejecutiva de AsrIA.

La creciente preocupación de los inversionistas sobre temas de sostenibilidad, en particular relacionados con el cambio climático, la energía y la escasez de recursos, se espera que sea un motor importante para el desarrollo del mercado de la inversión sostenible en Asia en los próximos dos a tres años, según el informe.

Las 10 empresas internacionales más grandes de comida y bebida se preocupan cada vez más por su impacto social y medioambiental

Oxfam ha publicado la segunda edición anual de Behind the Brands, que clasifica a las 10 empresas de alimentos y bebidas internacionales más grandes- Unilever, Nestlé, Coca-Cola, PepsiCo, Marte, Mondelēz International, Kellogg, Danone, General Mills y Associated British Foods (ABF) – sobre las medidas que realizan y sus compromisos para mejorar la seguridad alimentaria y su inversión en sostenibilidad.

De acuerdo con el estudio, que cubre siete temas que afectan la vida de las personas que viven en la pobreza en todo el mundo – la transparencia, campesinos, mujeres, trabajadores agrícolas, el acceso a la tierra, el agua y el cambio climático – estas diez empresas son cada vez más en serias a la hora de preocuparse por su impacto social y medioambiental, y ocho de las diez han mejorado sus puntuaciones generales desde febrero de 2014 (sólo Danone y Coca-Cola no mejoraron), aunque el nivel de ambición todavía varía enormemente entre las empresas, con grandes diferencias entre los líderes y los rezagados. En los dos últimos años, las empresas han mejorado sus políticas sobre el papel, pero Oxfam también afirma que todavía tienen un largo camino por recorrer en términos de poner estas nuevas políticas en práctica.

“Después de dos años de presión de los cientos de miles de partidarios de Oxfam, estas diez empresas se están moviendo definitivamente en la dirección correcta”, dice Monique van Zijl, director de la campaña internacional Behind the brands. Sin embargo, el verdadero reto apenas comienza. Ahora las empresas tienen que empezar a poner los nuevos compromisos de la política a la práctica. Sólo entonces ocurrirá un cambio real para los millones de pequeños agricultores y trabajadores agrícolas. Ya es hora de que las empresas predican con el ejemplo”.

Yum! Brands se compromete a usar aceite de palma de fuentes sostenibles

Yum! Brands, la segunda mayor cadena de restaurantes en América gracias a sus marcas KFC, Taco Bell y Pizza Hut, se convirtió en la última empresa de alimentos que se ha comprometido a usar el aceite de palma de fuentes sostenibles para evitar la deforestación.

“Yum! está comprometido a aplicar su política nutricional global que incluye la eliminación de aceite de palma como aceite de cocina en restaurantes para el año 2017. En circunstancias atenuantes y por excepción, los mercados que no pueden cumplir con esta política de nutrición pondrán en marcha un plan para que las fuentes de aceite de palma sean sostenibles al 100% a finales de 2017.

“Yum! parece tener buenas intenciones con este compromiso, que obligará a la empresa a comprar aceite de palma exclusivamente para cocinar sin dañar los bosques y turberas, zonas pantanosas de suelo rico en carbono. Un resultado del compromiso es que este aceite se usará en todos los restaurantes de Yum! de todo el mundo “, dijo Lael Goodman, analista de Bosque Tropical e Iniciativa Climática de la Unión de Científicos Preocupados. “El problema es que el aceite de palma es también un ingrediente común en algunos bienes y salsas cocidas al horno de la empresa – productos que son preparadas por un proveedor externo – y no están cubiertos por el compromiso. Aquí es donde el compromiso pierde vapor.

“El avance será rápido hasta enero de 2018, cuando el compromiso entre en vigor,” Goodman continuó. “Aunque, si yo estoy comiendo una comida de KFC que incluye el pollo frito con una galleta y salsa, significa que cuando como el pollo no es una actividad vinculada a la deforestación, pero mi galleta y mi salsa no viene con las mismas garantías”.

El aceite de palma es un ingrediente común en productos que van desde la crema de cara hasta la comida rápida. Las emisiones nocivas de carbono se liberan cuando la tierra es deforestada para dar paso a las plantaciones de aceite de palma. En total, alrededor del 10 por ciento de todas las emisiones de calentamiento global resultan de la deforestación tropical.

México es el primer país en vías de desarrollo que promete recortar sus emisiones

México se ha comprometido a alcanzar su punto máximo de emisiones de gases de efecto invernadero en el 2026, gracias a un plan para luchar contra el cambio climático detallado y que es el primero de este tipo entre los países en vías de desarrollo.

El objetivo, que también proponer reducir un 25% las emisiones para el año 2030, se convertirá en la contribución oficial de México para intentar llegar a un acuerdo global sobre cambio climático. Se espera que ese acuerdo se firme en París en diciembre e incluyen, por primera vez en la historia, medidas de reducción del carbono tanto en los países desarrollados y como en vías de desarrollo.

La Casa Blanca elogió al gobierno mexicano y dijo que era “un ejemplo para el resto del mundo”, por su plan climático.

“Concretamente, el objetivo de México de alcanzar su pico de emisiones en 2026 y a partir de entonces reducirlas es un paso histórico en la transición global hacia una economía baja en carbono”, dijo la Casa Blanca en un comunicado. “Esperamos que las acciones de México animen a otras economías a presentar planes que sean ambiciosos, oportunos, transparentes, detallados y alcanzables.”

Los Estados Unidos y la Unión Europea habían presionado para que los principales emisores-y en particular los gobiernos de las naciones del G-20-desvelasen sus planes a finales de marzo. Hasta ahora, sin embargo, sólo la Unión Europea, Suiza y Noruega se han unido a México en hacerlo.

China se ha comprometido a alcanzar su punto máximo de emisiones para el año 2030, pero varias personas cercanas a la delegación china dicen que un plan más detallado del gobierno se pospondrá, probablemente, hasta el verano.

Los grandes bancos realizan cada vez más inversiones sostenibles

Los principales actores de la industria financiera han mostrado un creciente interés en la inversión sostenible en los últimos años. Podemos hablar de varios ejemplos, como Citigroup, Deutsche Bank y el Banco de Inglaterra.

Citigroup anunció un compromiso de 100 mil millones de dólares para financiar las actividades de mitigación del cambio climático, duplicando la cantidad que se destinó a proyectos de este tipo en 2007. Durante 10 años, este capital se usará para apoyar a una amplia gama de proyectos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, para mejorar la eficiencia de los recursos y mejorar la infraestructura para la adquisición de agua potable, la gestión de residuos y  para impulsar la vivienda verde.

 

Deutsche Bank se ha comprometido a invertir 1000 millones de euros en bonos verdes, en valores financieros que fomenten la sostenibilidad y en el desarrollo de zonas industriales abandonadas. Esta cantidad se suma a los 200 millones de euros que el Deutsche Bank ya ha invertido en bonos verdes y sigue un compromiso similar al realizado por Barclays el septiembre pasado.

 

También en febrero, el Banco de Inglaterra (BoE) publicó un programa de investigación que reconoce el impacto del cambio climático en los mercados financieros. Mientras que el trabajo previo del Banco de Inglaterra sobre el cambio climático estuvo centrado en la adaptación de las aseguradoras a fenómenos meteorológicos extremos, el documento señala el “impacto del cambio ambiental no se limita a la industria de los seguros.” En cambio, BoE destaca el riesgo generalizado de la estabilidad financiera planteada por la escasez de recursos y los posibles activos ‘varados’ en una economía baja en carbono. Banco de Inglaterra tiene previsto examinar más a fondo el papel de los bancos centrales para hacer frente a este riesgo.

Los bancos también están liderando los esfuerzos para normalizar las prácticas en el mercado de bonos verdes. 13 bancos de inversión prominentes, entre ellos Deutsche Bank, Citi y BofA Merrill Lynch, eran firmantes originales de los Principios de Bonos Verdes (GBP), directrices para fomentar la transparencia en la elaboración y emisión de bonos verdes. Publicado por Ceres, el GBP recomienda procesos de evaluación y selección de proyectos, gestión y uso de los ingresos, y la presentación de informes. Los proyectos reconocidos por los principios incluyen la energía renovable y la eficiencia energética, gestión de residuos, el uso de la tierra y del agua, la conservación de la biodiversidad, y el transporte limpio.

Los países de la UE alcanzan un acuerdo para que la reserva de estabilidad del EU ETS empiece en 2021

Los estados miembros de la Unión Europea acordaron que en 2021 quieren que comiencen los recortes de permisos de emisión en el mercado de carbono más grande del mundo.

El acuerdo, aprobado esta semana en Bruselas, permite a los gobiernos de la UE comenzar el 30 de marzo las negociaciones con el Parlamento Europeo de la versión final del proyecto de ley sobre una reserva de estabilidad del mercado. La reserva reduciría un exceso de permisos que ha provocado que los derechos de emisión bajaran su precio hasta un 75 por ciento desde 2008, niveles que no logran disuadir a la industria de la quema de carbón, el combustible fósil más contaminante.

El acuerdo incluye una disposición para transferir permisos atrasados de las subastas del gobierno de entre 2014-2016 a la reserva, lo que impide su regreso al mercado en el período comprendido entre 2019-2020. Estos permisos representan casi la mitad del límite de contaminación media anual del mercado de carbono europeo.

El proyecto de ley sobre la reserva necesita apoyo por mayoría cualificada de los gobiernos nacionales y el apoyo mayoritario del Parlamento Europeo.

La reserva absorbería automáticamente los derechos de emisión en el sistema de comercio de emisiones de la UE, o ETS, si el excedente supera un límite fijo, y los devolvería al mercado en caso de una escasez. El exceso fue de cerca de 2,1 mil millones de permisos el año pasado, de acuerdo con estimaciones de la UE.