Los fenómenos meteorológicos extremos afectaron a 60 millones de personas en 2018

Los terremotos y los tsunamis representaron la mayoría de las 10733 vidas perdidas en desastres el año pasado, mientras que los fenómenos meteorológicos extremos representaron la mayoría de las 61,7 millones de personas afectadas por peligros naturales, según un análisis de 281 eventos registrados por el Centro de Investigación sobre Epidemiología de Desastres (CRED) en su EM-DAT (International Disaster Database).

La actividad sísmica, incluidos los terremotos, los tsunamis y la actividad volcánica, afectó a las vidas de 3,4 millones de personas el año pasado y cobró más vidas que cualquier otro tipo de peligro.

Las inundaciones continuaron afectando al mayor número de personas, 35.4 millones. Las tormentas afectaron a 12.8 millones de personas el año pasado y causaron 1593 muertes. Se anticipa que las tormentas, particularmente debido a los huracanes Florence (14 mil millones de dólares) y Michael (16 mil millones de dólares) y el tifón Jebi (12.5 mil millones de dólares), serán el desastre más costoso de 2018 una vez que se compilen las pérdidas económicas finales.

Los incendios forestales en Europa y América del Norte se cobraron un número récord de vidas, ya que Grecia (126) tuvo el incendio forestal más mortal de la historia, y los Estados Unidos (88) tuvieron su incendio forestal más mortal en más de un siglo, y el incendio forestal más costoso que se haya registrado (se estimaron en 16.5 mil millones de dólares las pérdidas)

Las estadísticas de CRED destacan que 9.3 millones de personas se vieron afectadas por la sequía en todo el mundo. Debarati Guha-Sapir, jefa de CRED en UCLouvain, dijo: “El impacto de todos los desastres, particularmente la sequía y las temperaturas extremas, son notoriamente deficientes, especialmente en los países de bajos ingresos. El impacto humano de estos eventos es difícil de cuantificar, pero debe hacerse con urgencia, especialmente para informar sobre indicadores específicos de objetivos de los ODS. Por lo tanto, los organismos apropiados de las Naciones Unidas deben abordar los enfoques innovadores que miden el progreso en la resiliencia y la capacidad de adaptación de las comunidades».

Los Estados miembros de las Naciones Unidas están comprometidos a reducir las pérdidas por desastres e implementar el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (2015-2030), el plan global para reducir las pérdidas por desastres, que se centra claramente en reducir la mortalidad y el número de personas afectadas por desastres, así como reducir las pérdidas económicas asociadas y daños a infraestructura crítica.

Más información aquí

 

Informe mensual del EU ETS – Enero de 2019

El fuerte repunte del mercado de carbono hacia finales de 2018 se detuvo bruscamente en enero, ya que los EUAs fracasaron tres veces en el intento de romper el máximo de septiembre de € 25,79. El contrato de futuros de diciembre de 2019 cerró el mes con una baja de casi un 11% desde el cierre del 31 de diciembre a € 23.30.

La extrema volatilidad del cuarto trimestre, principalmente como resultado de la cobertura de opciones, dio paso a un entorno ligeramente más tranquilo, aunque los operadores aprovecharon rápidamente las oportunidades para impulsar los precios a mediados de mes. El hecho de no superar el máximo de diez años existente provocó que las ventas se liquidaran como operadores especulativos.

El mercado también se caracterizó por un flujo creciente de noticias y sentimientos bajistas. Las actuales disputas comerciales entre los EE. UU. y varios países parecen haberse hecho sentir en un empeoramiento de las perspectivas económicas: la confianza empresarial de EE. UU. y Alemania se vio afectada este mes, por lo que la Reserva Federal de los EE. UU. prefiere mantener las tasas estables y esperar más datos.

Los fundamentos en el mercado de carbono también cambiaron este mes. En 2018, la energía a carbón era la opción más rentable en el mercado alemán de referencia, pero a medida que comenzó el nuevo año, los precios del gas natural se redujeron en medio del abundante suministro mundial de GNL, y esto ha hecho que la energía a gas sea competitiva para el calendario 2020 y 2021.

Los precios del carbón tampoco han ayudado. Los precios del carbón del calendario 2012 de API2 subieron a los $ 90 en octubre del año pasado, pero luego bajaron a los $ 80 poco después, y ha habido pocas razones para que suban desde entonces.

Como resultado, las empresas de servicios públicos son reacias a vender energía a futuro de las plantas de carbón, y esto ha frenado la demanda de EUAs. También puede haber un elemento de reducción de la demanda desde que RWE anunció que estaba cubierto financieramente para el carbono hasta 2023: otras empresas de servicios públicos sin duda habrán seguido su ejemplo.

El clima también ha sido un factor en enero. Las temperaturas no han descendido a niveles por debajo de la media significativa, y esto ha afectado la demanda de calefacción. Las perspectivas climáticas para febrero siguen siendo fluidas, pero sigue habiendo posibilidades de una frialdad prolongada, dicen los meteorólogos.

El suministro en febrero se verá impulsado por la reanudación de las subastas semanales de EUAs en Alemania, lo que aumentará la disponibilidad total de febrero a 51.6 millones de EUAs en comparación con los 38.8 millones de enero.

Sin embargo, a pesar de la oferta adicional de la subasta, hay algunos participantes que tienen una perspectiva ligeramente optimista para el mes. Los analistas calculan el saldo del mercado como corto en más de 10 millones de EUAs en febrero, lo que podría impulsar los precios. Al mismo tiempo, los compradores de cumplimiento estarán atentos a las oportunidades para comprar carbón barato, y esto puede mitigar el potencial de precios a la baja.

Los impactos del cambio climático y la crisis del agua se encuentran entre los cinco principales riesgos en 2019, según el Informe global de WEF

Los impactos del cambio climático y la crisis del agua se encuentran entre los cinco principales riesgos de 2019, según la 14a edición del informe anual realizado por el Foro Económico Mundial (WEF). El ‘Informe de Riesgos Globales 2019’ evalúa el panorama de riesgo global actual e identifica las áreas de acción para 2019.

El informe presenta los resultados de la última Encuesta de Percepción de Riesgos Globales del WEF, que encuestó a cerca de 1,000 tomadores de decisiones del sector público, privado, académico y de la sociedad civil que identificaron los fracasos en las políticas de clima extremo y cambio climático como las amenazas más graves en la próxima década. El informe insta a los gobiernos y organizaciones a abordar el impacto de amenazas específicas y hacer preparativos para contener las posibles consecuencias si se producen.

El informe enumera los fenómenos meteorológicos extremos, el fracaso de la mitigación y adaptación al cambio climático y los desastres naturales como los tres riesgos principales en términos de probabilidad. En términos de impacto, las armas de destrucción masiva encabezan la lista, seguidas del fracaso de la mitigación y adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos, las crisis del agua y los desastres naturales.

El informe también encuentra que el riesgo de brotes de enfermedades infecciosas rivaliza con el cambio climático, ya que los riesgos de brotes aumentan significativamente en los últimos 30 años y casi 200 eventos epidémicos ocurren cada año desde 2011.

El informe describe además las formas en que los riesgos están interconectados y tienen el potencial de afectarse entre sí. Por ejemplo, la pérdida de biodiversidad en la cadena alimentaria humana afecta a la salud y al desarrollo socioeconómico, con implicaciones para la productividad y la seguridad regional, entre otras. Además, los desafíos y riesgos relacionados con el cambio climático, el clima extremo y el estrés hídrico, por ejemplo, requieren un enfoque holístico para hacer frente a múltiples peligros y construir la capacidad de recuperación de la infraestructura básica.

Puede descargar el informe aquí

El mundo puede maximizar las posibilidades de evitar un cambio climático peligroso si se pasa a una economía circular

El mundo puede maximizar las posibilidades de evitar un cambio climático peligroso si se pasa a una economía circular, según un informe presentado por la organización Circle Economy (Economía en círculo).

El informe destaca las enormes posibilidades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero si se aplicaran principios circulares, en particular la reutilización, la refabricación y el reciclado, a sectores clave como el entorno urbano. Sin embargo, observa que la mayoría de los gobiernos apenas tienen en cuenta las medidas de economía circular en las políticas destinadas a cumplir el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global lo más cerca posible de 1,5° C.

El informe Circularity Gap Report 2019, afirma que sólo un 9 % de la economía mundial es circular: sólo el 9 % de los 92 800 millones de toneladas de minerales, combustibles fósiles, metales y biomasa que entran en la economía se reutilizan anualmente.

El cambio climático y el uso de materiales están estrechamente relacionados. Circle Economy calcula que el 62% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (excluyendo las del uso de la tierra y la silvicultura) se liberan durante la extracción, el procesamiento y la fabricación de bienes para satisfacer las necesidades de la sociedad; sólo el 38 % se emiten en la entrega y el uso de productos y servicios.

Sin embargo, el uso global de materiales se está acelerando. Se ha triplicado con creces desde 1970 y podría duplicarse de nuevo para 2050 si no se toman medidas, según el Panel Internacional de Recursos de las Naciones Unidas.

El informe pide a los gobiernos que tomen medidas para pasar de una economía lineal de “aprovechamiento de los residuos” a una economía circular que maximice el uso de los activos existentes, que reduzca al mismo tiempo la dependencia de nuevas materias primas y minimice los residuos. Sostiene que la innovación para prolongar la vida útil de los recursos existentes no sólo reducirá las emisiones, sino que también reducirá la desigualdad social y fomentará el crecimiento con bajas emisiones de carbono.

Los principios fundamentales en el entorno urbano para que exista economía circular incluyen:

  • Decisiones de financiamiento e inversión que reconocen el valor a largo plazo y futuro de los activos construidos;
  • Reutilización de materiales de construcción existentes;
  • Diseño modular de nuevos materiales de construcción para permitir su reutilización y montaje;
  • Alternativas a materiales intensivos en carbono como el cemento;
  • Optimizando la vida útil de los edificios y diseñándolos para un uso flexible.

Puedes leer el informe complete aquí

El Grupo Banco Mundial anuncia un financiamiento de 50 000 millones de dólares en cinco años para proyectos de resiliencia y adaptación al cambio climático

El Grupo Banco Mundial puso en marcha su Plan de Acción de Adaptación al Cambio Climático y Resiliencia. Con este plan, incrementará el financiamiento destinado de manera directa a proyectos de adaptación al cambio climático hasta alcanzar los 50 000 millones de dólares en el período que va del ejercicio de 2021 al de 2025. Este volumen de financiamiento (un promedio de 10 000 millones de dólares al año) es más del doble del alcanzado entre los ejercicios de 2015 y 2018. El Grupo Banco Mundial también implementará de manera experimental nuevos enfoques dirigidos a elevar el financiamiento privado para iniciativas de adaptación y resiliencia.

Gracias a este aumento en el financiamiento para iniciativas de adaptación, se respaldarán actividades tales como las siguientes:

-Mejora de la calidad de los pronósticos, los sistemas de alerta temprana y los servicios de información climática para lograr que 250 millones de personas de al menos 30 países estén mejor preparadas ante los riesgos climáticos.

-Apoyo a 100 cuencas hidrográficas mediante planes de gestión que tengan en cuenta el clima o a través de un manejo mejorado.

-Desarrollo de sistemas de protección social que puedan responder más adecuadamente ante el cambio climático.

-Respaldo a los esfuerzos que se llevan adelante en al menos 20 países a fin de responder tempranamente ante las conmociones climáticas y los desastres, y lograr una recuperación más veloz mediante instrumentos adicionales de protección financiera.

Además de incrementar el financiamiento, mediante este plan también se brindará apoyo a los países para que apliquen enfoques que les permitan gestionar sistemáticamente los riesgos climáticos en todas las fases de la planificación de las políticas, el diseño de las inversiones y su ejecución.

El Plan de Acción toma como base el nexo entre la adaptación y el desarrollo promoviendo medidas tempranas eficaces que también generen resultados de desarrollo positivos. Por ejemplo, las inversiones destinadas a la replantación de manglares pueden proteger a una comunidad local del aumento del nivel del mar y de las marejadas, a la vez que crean nuevas oportunidades para el ecoturismo y la pesca. Resulta más eficaz en función de los costos adoptar medidas tempranas y proactivas de adaptación y de desarrollo de la resiliencia que abordar los impactos una vez ya producidos.

El Plan de Acción incluye también la creación de un nuevo sistema de calificación con el que se busca generar incentivos para el avance mundial en el área de la adaptación y la resiliencia, así como mejorar el seguimiento de dichos progresos. El Banco Mundial pondrá en marcha de manera experimental el nuevo sistema en el ejercicio de 2019-20, y comenzará a aplicarlo gradualmente a los proyectos de los sectores pertinentes para el ejercicio de 2021.

Puedes descargar el plan aquí

Los desastres naturales causan daños por un valor de 160 mil millones dólares en 2018 en todo el mundo

Los desastres naturales causaron en todo el mundo daños por un valor de 160 mil millones de dólares en 2018 y el cambio climático fue un factor importante en el recuento final, según un nuevo informe publicado por la compañía de seguros alemana Munich Re. En su informe anual, la compañía calcula el costo de los desastres, que incluyen eventos climáticos como tornados y huracanes, incendios forestales, tsunamis y terremotos.

Al igual que el año anterior, Estados Unidos sufrió las mayores pérdidas a causa de desastres a nivel mundial. Los incendios forestales causaron 24 mil millones de dólares de daños en California, mientras que los huracanes Florence y Michael representaron un total de 30 mil millones de dólares.

Además, Japón se vio afectado por un número inusualmente alto de catástrofes naturales. En 2018, Japón sufrió tanto las catástrofes naturales como las catástrofes geofísicas relacionadas con el clima, incluidos al menos siete tifones que bordearon o golpearon a las islas del país. El más costoso fue el tifón Jebi, con pérdidas totales de 12.5 mil millones de dólares, lo que lo convierte en el cuarto más costoso del mundo.

Otro dato importante que podemos destacar es que Europa se libró de un desastre extraordinario en 2018, pero una larga sequía de verano infligió alrededor de 3,9 mil millones de dólares en pérdidas directas, especialmente en la agricultura.

Munich Re señala que el cambio climático causado por el hombre está jugando un papel importante en los desastres que se producen en todo el mundo.

“En 2018 se  vivieron varias catástrofes naturales importantes con altas pérdidas aseguradas. Esto incluye el fenómeno inusual de ciclones tropicales severos que ocurren tanto en los EE. UU  como en Japón, mientras que los incendios de otoño devastaron partes de California. Tales incendios forestales masivos parecen estar ocurriendo con más frecuencia como resultado del cambio climático. La acción es urgente en los códigos de construcción y el uso de la tierra para ayudar a prevenir pérdidas”, dijo Torsten Jeworrek, miembro de la Junta de Munich Re.

Más información aquí

2018 fue el cuarto año más cálido desde que se tienen registros

Un informe del Servicio de Cambio Climático de la Unión Europea, Copernicus, mostró que el año pasado fue el cuarto más caluroso desde se tienen registros.

La temperatura media del aire en la superficie del planeta fue de 14,7 grados centígrados en 2018, 0,2 menos que en 2016, el año más caluroso registrado, dijeron los científicos en la primera evaluación global de temperaturas basada en datos de todo el año.

El informe también advirtió que la temperatura de los últimos cinco años era 1.1 ° C más alta que el promedio de la era preindustrial.

El año pasado, Europa fue especialmente cálida y vio a muchos países en el hemisferio norte experimentar una rara ola de calor de verano. Sin embargo, el informe de Capurnicus afirma que las temperaturas en el continente estaban a menos de 0.1 ° C por debajo de las de los dos años más cálidos registrados, 2014 y 2015.

Entre otros fenómenos extremos, California y Grecia sufrieron en 2018 graves incendios forestales, Kerala, en India, sufrió las peores inundaciones desde la década de 1920 y las olas de calor llegaron desde Australia hasta el norte de África.

Alrededor de la Antártida, la extensión del hielo marino se encuentra en un mínimo histórico a principios de 2019, según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de EE. UU.

El estudio también advirtió que las emisiones de CO2, uno de los principales gases que causan el efecto invernadero, han seguido aumentando.

Puede leer el informe complete aquí

Alcanzar los objetivos del Acuerdo de París permitiría salvar anualmente cerca de un millón de vidas en todo el mundo en 2050

La reducción de la contaminación atmosférica con el fin de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París permitiría salvar anualmente cerca de un millón de vidas en todo el mundo en 2050. De acuerdo con las estimaciones más recientes de los principales expertos, los beneficios para la salud derivados de la lucha contra el cambio climático duplicarían a los costos de las políticas mundiales de mitigación, y esta relación costo/beneficio sería aún superior en países como China y la India.

En un informe presentado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24), la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que los aspectos sanitarios son un elemento fundamental de la promoción de medidas contra el cambio climático, y ofrece recomendaciones importantes para las instancias normativas.

La exposición a la contaminación del aire causa anualmente 7 millones de defunciones en todo el mundo, y según los cálculos, da lugar a unas pérdidas de US$ 5 110 000 millones en términos de bienestar. Se ha calculado que, en los 15 países con mayores emisiones de gases de efecto invernadero, las consecuencias sanitarias de la contaminación atmosférica representan más del 4% del PIB. Para hacer realidad las medidas encaminadas a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, se deberá destinar a esta meta alrededor del 1% del PIB mundial.

Las actividades humanas que desestabilizan el clima terráqueo ocasionan también problemas de salud de forma directa. La quema de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático y es una de las principales fuentes de contaminación del aire.

El Informe especial de la OMS a la COP24 sobre salud y cambio climático (COP-24 Special Report: health and climate change) ofrece recomendaciones a los gobiernos para optimizar los beneficios sanitarios mediante la lucha contra el cambio climático y para evitar los principales efectos en la salud de este problema de escala mundial.

Algunas de estas recomendaciones son:

-Definir y fomentar medidas de reducción de las emisiones de dióxido de carbono y de contaminantes atmosféricos, e incluir, en las contribuciones nacionales, compromisos específicos de reducción de las emisiones de contaminantes climáticos de vida corta.

-Velar por que los compromisos de evaluar y proteger la salud en el marco de la CMNUCC y el Acuerdo de París se reflejen en mecanismos operativos a nivel tanto nacional como mundial.

-Eliminar los obstáculos a la inversión en la adaptación al cambio climático para proteger la salud humana, con especial atención a la resiliencia medioambiental de los sistemas de salud y a la capacidad de los centros de salud para hacer frente a los riesgos asociados al clima.

-Ayudar a la comunidad sanitaria, la sociedad civil y los profesionales de la salud a movilizarse colectivamente a fin de promover medidas para resistir al cambio climático y obtener los beneficios sanitarios conexos.

-Promover la función de las ciudades y las autoridades subnacionales en la lucha contra el cambio climático en beneficio de la salud, en el marco de la CMNUCC.

-Hacer un seguimiento oficial de los progresos en materia de salud resultantes de las medidas de lucha contra el cambio climático y los procesos de gobernanza en materia de clima y salud, así como de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, y presentar informes al respecto.

-Incluir los efectos en la salud de las medidas de mitigación y adaptación en las políticas económicas y fiscales.

Puedes descargar el informe complete aquí

 

Informe mensual del EU ETS- Diciembre de 2018

Las asignaciones de derechos de emisión europeas terminaron en diciembre a  25.01 €, lo que representa una ganancia del 200% para el año. La tan esperada expiración del contrato de opciones de diciembre de 2018 resultó ser anti-climática, y los precios se consolidaron antes del esperado aumento generalizado en enero.

El mercado estableció numerosos récords en 2018, que incluyen un máximo intra diario de diez años de 25,79 €  y el mayor volumen anual negociado en la primera pantalla sobre futuros de ICE de más de 4 mil millones de EUAs.

Los precios del carbono subieron en 19 de los últimos 20 meses, y los analistas son generalmente optimistas sobre las perspectivas de nuevos aumentos en 2019.

El mes de diciembre los precios de EUAs continuaron recuperándose del colapso de octubre y noviembre, aumentando un 21% en el transcurso del mes de 20,63 €  a  25,01 €.

Numerosos traders comenzaron el mes posicionado para la expiración del contrato de opciones de diciembre de 2018. Los precios de los futuros se centraron en la marca de los 20 € durante las dos primeras semanas, lo que refleja el gran interés abierto en las opciones con un precio de ejercicio de 20 €.

Una vez que las opciones habían expirado, los precios comenzaron a subir bruscamente y volvieron a subir por encima de los 24 € cuando los futuros de diciembre expiraron el 17 de diciembre.

Durante el período de vacaciones, el contrato de diciembre de 2019, que ahora es el punto de referencia para el mercado, se consolidó en alrededor de 25 € a medida que la actividad comercial disminuyó.

La perspectiva para enero generalmente se considera sólida, a medida que la Reserva de Estabilidad del Mercado comienza a operar. El MSR eliminará aproximadamente el 40% de toda la oferta de la subasta en 2019, como parte de un esfuerzo de varios años para eliminar el superávit de EUAs de aproximadamente 1,6 mil millones.

Sin embargo, existe un riesgo alcista adicional por un retraso en las subastas alemanas, que se espera que se reanuden más adelante en el primer trimestre. Al mismo tiempo, las subastas en el Reino Unido se suspendieron durante el primer trimestre, mientras el gobierno del Reino Unido espera la aprobación parlamentaria de su acuerdo de retiro.

Brexit tendrá un impacto intenso pero breve en el mercado, según la mayoría de las fuentes. El hecho de que el parlamento del Reino Unido no haya ratificado el acuerdo de retirada puede llevar a un escenario de «no acuerdo» en el que el Reino Unido abandona la UE el 29 de marzo sin que haya acuerdos transitorios establecidos.

Esto puede desencadenar una oleada a corto plazo de la venta de excedentes anteriores a 2019 por parte de los emisores del Reino Unido, mientras que otros también pueden transferir subsidios a empresas afiliadas en el continente.

Sin embargo, si el Parlamento aprueba el acuerdo Brexit, esto permitiría a las empresas del Reino Unido seguir participando en el ETS de la UE hasta el final de la fase actual en 2020, y podría dar lugar a una leve caída en los precios, afirman la mayoría de las fuentes.

Los participantes esperan que los precios de los EUAs alcancen el  máximo de los últimos años, que llegó a los 25,79 €, antes de seguir avanzando a medida que la falta de nuevos suministros comienza a acercarse.

COP24: Principales conclusiones

La conferencia anual de la COP24 sobre el clima de la ONU concluyó el viernes por la noche en Katowice, Polonia, y queremos comentar los resultados.

El ‘Paquete de Katowice para el clima’ acordado en la COP24 está diseñado para poner en marcha el contenido del  Acuerdo de París sobre cambio climático, ya que incluye pautas que definen el marco acerca de cómo los países proporcionarán información sobre sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDCs), que incluye mitigación y medidas de adaptación, así como detalles del apoyo financiero para la acción climática en los países en desarrollo.

Por otro lado, los principales temas de la COP24 que aún no se han resuelto se refieren al uso de enfoques cooperativos, así como al mecanismo de desarrollo sostenible, tal como figura en el Artículo 6 del Acuerdo de París.

El Artículo 6 permitiría a los países cumplir con una parte de sus objetivos de mitigación internos a través del Uso de los llamados “mecanismos de mercado”. En este aspecto, el Artículo 6.4, específicamente, pretende reemplazar el “Mecanismo de Desarrollo Limpio” (MDL) del Protocolo de Kyoto para compensaciones de carbono y la discusión principal se centró en cómo o si llevar adelante las compensaciones, esquemas y metodologías elaboradas en el marco del MDL y si se deben establecer límites a su uso para cumplir compromisos en virtud del Acuerdo de París.

También hubo argumentos en torno a cómo el recuento doble se relaciona con los recortes de emisiones que se producen en sectores que no están cubiertos por la promesa climática de un país («fuera» del NDC, en lugar de «dentro»). Parece que estos asuntos no se resolvieron al final de la COP24 y los gobiernos parecen estar listos para reanudar las conversaciones el próximo año en la COP25 en Chile sobre un marco para el comercio internacional de emisiones en virtud del Artículo 6 del Acuerdo de París.

Observaciones de IETA

También queremos publicar aquí las observaciones de IETA de las negociaciones en Katowice. IETA explica en el informe publicado en su sitio web que, después de más de dos semanas de arduas negociaciones en la ciudad de Katowice, se llegó a un acuerdo sobre la mayor parte de un plan para implementar el Acuerdo de París. Se considera un hito importante para la transparencia y la información, pero no se llegó a un acuerdo sobre el capítulo que rige el artículo 6 del Acuerdo de París. A pesar de varios días de conversaciones a nivel ministerial, el impasse no se pudo romper, y las decisiones del Artículo 6 se dejaron de lado, para ser revisadas en 2019.

La única provisión de mercado positiva en el Paquete Katowice es una provisión básica de información para transferencias de mercado, que se encuentra en las Reglas de transparencia para el Artículo 13 (párrafo 77). Incluso esta sección se basa en una guía más detallada que aún está incompleta.

Según IETA, los resultados clave de las dos semanas incluyen:

-El Libro de reglas del Acuerdo de París, que elabora las reglas que rigen el informe de emisiones, el inventario regular del progreso en la mitigación, la adaptación, los flujos financieros, el tratamiento de pérdidas y daños, y el compromiso de aumentar la ambición de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC).

-Reconocimiento formal del Informe Especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre las vías a 1,5 ° C.

-Conclusion of the Talanoa Dialogue, the year-long process of sharing stories and experiences that was designed to build trust and confidence in the multilateral approach and encourage ambition.

-Conclusión del Diálogo de Talanoa, el proceso de un año de intercambio de historias y experiencias diseñado para generar confianza en el enfoque multilateral y alentar la ambición.

-Una propuesta del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para convocar una cumbre sobre el clima en septiembre de 2019.

-Un mandato para que el presidente del OSACT continúe las negociaciones sobre la implementación del Artículo 6 del Acuerdo de París.

-El acuerdo para reunirse en Chile para la COP25, aunque la fecha y el lugar específico aún son inciertos.

Puedes descargar el informe aquí