El papel de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la nueva generación de informes corporativos transversales


Escrito por Andrés Melendro, Sustainability Manager.


La progresiva adopción de los ODS por parte del sector privado

Desde la publicación de la Agenda 2030 en 2015, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y, más recientemente, el PNUD a través de su Iniciativa sobre el Impacto de los ODS, se han esforzado por encontrar formas de incorporar los ODS en el ADN de la divulgación de la sostenibilidad del sector privado. De hecho, para alcanzar unos objetivos tan ambiciosos y transversales es necesario un compromiso privado que se refleje en acciones coherentes de las empresas para avanzar hacia los ODS.

Por ello, las organizaciones creadoras de estándares en materia de sostenibilidad pretenden armonizar la forma en que las empresas revelan sus impactos -positivos o negativos- sobre las personas, el planeta y la prosperidad, han asumido de forma natural el reto de incluir el «lenguaje de los ODS» en sus requisitos.

Derribar el muro de Berlín entre los informes financieros y de sostenibilidad

Paralelamente, a medida que la sostenibilidad va ganando reconocimiento como un conjunto clave de variables que influyen directamente en el riesgo de mercado y la valoración de las empresas, los organismos de normalización financiera, como la Fundación IFRS, también han tratado de conectar los puntos integrando la sostenibilidad en sus informes.

Estas dos grandes evoluciones de los informes corporativos son muy visibles en la reciente «Declaración de intenciones para trabajar juntos hacia la elaboración de informes corporativos integrales» redactada por los principales creadores de normas y marcos de sostenibilidad (CDP, CDSB, GRI, IIRC y SASB). Esta declaración es un hito importante en los 30 años de historia de los informes de sostenibilidad. Las organizaciones (financieras y de sostenibilidad) creadoras de estándares reinventan sus marcos para hacerlos compatibles o incluso para unificarlos y poner fin a la «sopa de letras de las métricas», en referencia a la multiplicidad de normas y a la complejidad de navegar por todas ellas. ALLCOT apoya firmemente esta iniciativa y sostiene que es el momento adecuado para articular plenamente la información corporativa con los ODS.

Una información corporativa completa debería borrar el muro conceptual que existe entre la información financiera y la de sostenibilidad, pero también asegurar que la divulgación transparente de los impactos actuales se complemente con la fijación de objetivos ambiciosos.

La razón de integrar los ODS en la información global

Las normas de divulgación de la sostenibilidad tienen por objeto reunir información precisa, coherente y comparable sobre la empresa que los accionistas y las partes interesadas, como los clientes, los empleados potenciales o los inversores, puedan utilizar para tomar decisiones sobre la empresa.

En la actual tendencia hacia la consolidación de las normas y métricas de medio ambiente, sociedad y gobernanza, puede parecer paradójico abogar por la inclusión de un marco adicional, los ODS. De hecho, los ODS no son completamente equivalentes a otros marcos de sostenibilidad o ESG. En primer lugar, además de las métricas, los ODS son una llamada a la acción, para seguir el progreso hacia objetivos comunes y absolutos, más allá de hacer pública la información sobre el rendimiento actual. En segundo lugar, los ODS permiten a las empresas rendir mejor cuenta de su dependencia de las personas y el planeta, centrándose en las partes interesadas externas. Esa dependencia también debe vincularse a la información financiera.

De los puntos de referencia basados en el mercado a los basados en el planeta

Los sistemas de calificación y clasificación de la sostenibilidad, como el CDP, clasifican a las empresas comparándolas con sus pares. Estos puntos de referencia son útiles, pero carecen de una visión absoluta de lo que debe lograrse para alcanzar el desarrollo sostenible. En la lógica de los ODS, la ambición debe ser absoluta y no relativa a los resultados actuales de las empresas y del sector. Iniciativas como los Objetivos Basados en la Ciencia y Empresas Adaptadas al Futuro se ajustan a la opinión de que las condiciones sistémicas deben definir los umbrales dentro de los cuales la sociedad y las empresas deben operar para mantener un equilibrio planetario.

Los servicios de ALLCOT relacionados con los ODS pretenden que la práctica empresarial pase de limitarse a citar una alineación cualitativa general con los ODS o a utilizar los ODS para informar de las actividades actuales de forma diferente, traduciendo la información sobre sostenibilidad al «lenguaje de los ODS», a utilizarlos para establecer objetivos ambiciosos. De este modo, la sostenibilidad puede integrarse en la toma de decisiones, tal y como defienden las Normas de Impacto de los ODS y se certifica con su Sello de Impacto de los ODS. Ha llegado el momento de una nueva generación de informes corporativos exhaustivos que reconozcan que ninguna empresa puede crear valor en el siglo XXI si ignora el bienestar de los sistemas sociales y naturales de los que depende.

David Poveda