México es el primer país en vías de desarrollo que promete recortar sus emisiones

México se ha comprometido a alcanzar su punto máximo de emisiones de gases de efecto invernadero en el 2026, gracias a un plan para luchar contra el cambio climático detallado y que es el primero de este tipo entre los países en vías de desarrollo.

El objetivo, que también proponer reducir un 25% las emisiones para el año 2030, se convertirá en la contribución oficial de México para intentar llegar a un acuerdo global sobre cambio climático. Se espera que ese acuerdo se firme en París en diciembre e incluyen, por primera vez en la historia, medidas de reducción del carbono tanto en los países desarrollados y como en vías de desarrollo.

La Casa Blanca elogió al gobierno mexicano y dijo que era “un ejemplo para el resto del mundo”, por su plan climático.

“Concretamente, el objetivo de México de alcanzar su pico de emisiones en 2026 y a partir de entonces reducirlas es un paso histórico en la transición global hacia una economía baja en carbono”, dijo la Casa Blanca en un comunicado. “Esperamos que las acciones de México animen a otras economías a presentar planes que sean ambiciosos, oportunos, transparentes, detallados y alcanzables.”

Los Estados Unidos y la Unión Europea habían presionado para que los principales emisores-y en particular los gobiernos de las naciones del G-20-desvelasen sus planes a finales de marzo. Hasta ahora, sin embargo, sólo la Unión Europea, Suiza y Noruega se han unido a México en hacerlo.

China se ha comprometido a alcanzar su punto máximo de emisiones para el año 2030, pero varias personas cercanas a la delegación china dicen que un plan más detallado del gobierno se pospondrá, probablemente, hasta el verano.

maria soler