Residuos plásticos para construir una mejor vida

Plastic-Waste

La pandemia de Covid-19 ha provocado una crisis en todos los aspectos de nuestra vida y los residuos mundiales se han visto afectados por ella. El aumento de empaques plásticos donde vienen los productos médicos utilizados durante la crisis sanitaria y el aumento de la compra de productos en línea debido a las cuarentenas, junto con la preocupación por el virus, ha hecho que la gente utilice más plástico de un solo uso. Esto ha provocado un aumento de los residuos de plástico que requiere atención especial.

El tratamiento de residuos de plástico es una de las principales preocupaciones medioambientales y representa un reto enorme tanto para los individuos que reciclan como para la industria de tratamiento de residuos, dado su aumento exponencial en las últimas décadas. De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el mundo genera aproximadamente 400 millones de toneladas al año, y se estima que sólo un 12% del plástico producido es incinerado y aproximadamente el 9% es reciclado. Sin embargo, gran parte de los residuos plásticos no son biodegradables, por lo que en su mayoría son desechados en rellenos sanitarios o son arrojados al medio ambiente, incluyendo los océanos. PNUMA afirma que, si no se toman medidas significativas, se estima que la cantidad de residuos plásticos presentes en el océano aumente a 29 millones de toneladas para el 2040. 

Ahora que sabemos que una gran cantidad de residuos plásticos cubre nuestro planeta, las preguntas son ¿Cuáles son los impactos de la contaminación por plástico en el medio ambiente?, ¿Qué podemos hacer para contribuir al tratamiento de los residuos plásticos? ¿Cuáles son los beneficios de las soluciones para la gestión de los residuos plásticos?

La contaminación por plástico conlleva impactos negativos en el medio ambiente por diferentes razones: 

  • Los objetos de plástico de gran tamaño pueden provocar el enredo de animales.
  • Los desechos plásticos pueden provocar el enredo de especies acuáticas, provocando su inanición, asfixia, laceración, infección y reduciendo su reproducción.
  • Los microplásticos pueden confundirse con el plancton y, por tanto, ser consumidos por las especies marinas.

Adicionalmente, el 4% del petróleo y del gas extraído se utiliza como materia prima para la producción de plástico virgen, y entre el 3 y el 4% para generar energía para su fabricación.

ALLCOT ofrece una solución innovadora e integral que promueve el principio de las 3R: Reducir, Reutilizar, Reciclar residuos plásticos a través de la construcción sostenible y la creación de empleos formales. Esta iniciativa es una solución alternativa para la fabricación de ladrillos de residuos plásticos para la construcción de viviendas y que involucra a los recolectores informales que sufren las dificultades del trabajo informal y la discriminación. El proyecto pretende crear oportunidades de trabajo formales para los recolectores informales con la colaboración de las ONG, para que puedan trabajar con las empresas formales de reciclaje que proporcionan la materia prima y los granulados de PET. Después de recoger el plástico, los recolectores formales fabrican ladrillos de plástico y los utilizan para construir casas para comunidades de bajos recursos. ALLCOT proporciona la tecnología para crear ladrillos de plástico directamente in situ, lo que promueve el desarrollo de capacidades de las comunidades locales y la importancia de la gestión de los residuos plásticos. Con esta tecnología, los residuos de plástico pueden convertirse en un nuevo producto.

Las casas hechas con ladrillos de plástico mejoran la adaptación al cambio climático, ya que reducen la contaminación por plástico y ofrecen un mejor refugio ante los impactos del cambio climático (olas de calor, inundaciones, etc.), con otros beneficios para las comunidades. 

Esta solución integral tiene múltiples beneficios en diferentes ámbitos:

  • Medioambiental: La fabricación de bloques de plástico mediante esta tecnología evita que 22 lb. (10 kg) sean incinerados o desechados en los rellenos sanitarios. También cumple con diferentes criterios estándar de seguridad y toxicidad, como Greenguard y Greenguard Gold. Además, no necesita pegamentos ni aditivos adicionales, y evita las emisiones de gases de efecto invernadero y el agotamiento de materiales generados por la fabricación de ladrillos de arcilla.
  • Social: La fabricación de ladrillos de plástico genera oportunidades de trabajo formales en comunidades locales en condiciones de pobreza y exclusión social, al incluir a los recolectores de plástico informales en la iniciativa desde el principio.
  • Económicos: Los ladrillos plásticos fabricados que no fueron usados durante el proyecto podrían venderse a las empresas de construcción y a los trabajadores, y las ganancias quedarán para los recolectores formalizados. Asimismo, las condiciones económicas de los recolectores mejorarán con un salario justo gracias al proyecto.

Esta iniciativa no solo contribuye al tratamiento de residuos plásticos, sino también al cumplimiento de los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):

  ODS 9 ODS 10

ODS 12 ODS 13 ODS 14 ODS 15


Plastic-Waste

Estándar para la reducción de residuos plásticos


Escrito por Alfredo Gil, Climate Change Waste Manager.


Nuestra vida cotidiana está rodeada de plástico. Debido a su alta versatilidad, bajo precio y propiedades (flexibilidad, durabilidad y ligereza) está presente en envases, ropa, materiales de construcción, todo tipo de objetos e incluso como ingrediente en cosméticos. Sin embargo, el plástico también suele estar asociado a la cultura de usar y tirar ya que gran parte de este material se emplea para fabricar gran variedad de envases que poseen una vida útil muy corta. El simple gesto de tirar una botella de plástico en una playa supone unos 500 años hasta que ésta se descomponga por completo en el fondo marino. 8 millones de toneladas de residuos plásticos llegan anualmente a los mares y océanos. Esta cantidad es equivalente al peso de 800 Torre Eiffel, podría cubrir 34 veces la isla de Manhattan o igualar el peso de 14.285 aviones Airbus A380.

Actualmente, la solución más efectiva, cuando no es posible evitar su utilización o generación en origen, consiste en la recuperación y reciclaje de estos residuos plásticos. Con el propósito de incentivar y evaluar el impacto de este tipo de iniciativas, VERRA, con el apoyo en el desarrollo de 3R Initiative, va a lanzar a inicios de 2021 el nuevo “Plastic Waste Reduction Standard”. Este programa tiene como objetivo llevar una contabilidad y acreditación coherentes de una gran variedad de actividades de recuperación y reciclaje de plástico en cualquier parte del mundo e impulsar la financiación a proyectos que incrementen la recuperación de residuos plásticos del medio ambiente y/o su reciclaje. El Programa permitirá que los proyectos sean auditados de forma independiente para determinar en qué medida han reducido los desechos plásticos y / o aumentado las tasas de reciclaje. Los denominados “plastic credits” equivaldrán a una tonelada de plástico recuperado o reciclado y se emitirán en función de la cantidad de plástico que se recolecte y recicle por encima de las tasas de referencia (habituales o impuestas por normativa) en cada región.

Estas metodologías proporcionan procedimientos para estimar los residuos plásticos netos reciclados a través de actividades de reciclaje mecánico. Las iniciativas elegibles serán la instalación de nuevas instalaciones de reciclaje, aumentos de capacidad o mejora tecnológica en instalaciones de reciclaje existentes, reciclaje de tipos de materiales (incluido el embalaje) que no se hayan reciclado previamente en una instalación existente, así como incentivar o facilitar el aumento de la recogida de residuos plásticos. El nuevo programa también establece procedimientos para estimar los residuos plásticos netos retirados o desviados de su destino o disposición final habitual a través de actividades de recuperación formales e informales, con el objetivo de evitar que este plástico permanezca o termine su ciclo de vida en el medio ambiente.

Aunque este programa se encuentra aún en fase de desarrollo y consulta pública, el departamento técnico dedicado al sector de gestión de residuos en ALLCOT ya está trabajando en el uso de estas nuevas metodologías para evaluar, desarrollar y certificar en el registro de VERRA los primeros proyectos de reciclaje y recuperación de residuos plásticos. ALLCOT ofrece soporte técnico durante todo el proceso de evaluación inicial de elegibilidad bajo el nuevo programa de las diferentes iniciativas, el desarrollo de la documentación de diseño de proyecto y los cálculos necesarios para determinar el volumen de “plastic credits” que se generarán. Una vez el proyecto sea registrado en el programa, ALLCOT participará en el desarrollo de los Reportes de Monitoreo y su proceso de verificación periódica.

Mediante la participación y desarrollo en estos nuevos proyectos de reciclaje y recuperación de residuos plásticos, ALLCOT sigue alineando como siempre su actividad con los objetivos establecidos por la Agenda 2030. Estos proyectos, enmarcados en el “Plastic Waste Reduction Standard” contribuirán de forma decisiva a los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible: 9. Industria, innovación e infraestructura, 11. Ciudades y comunidades sostenibles, 12. Producción y consumo responsables, 14. Vida submarina y 15. Vida de ecosistemas terrestres.