Turismo y el medio ambiente

Tiempo de lectura: 5 minutos.

El turismo emplea a aproximadamente 255 millones de trabajadores en todo el mundo y representa alrededor del 13% del gasto de los consumidores, el  mayor porcentaje después de la alimentación. Esto se debe a la mejora de la economía que afecta directamente el aumento de los ingresos y del tiempo de ocio; a su vez, lo anterior combinado con la reducción de las tarifas aéreas, ha facilitado un mayor desarrollo del sector turístico. No obstante, este desarrollo tiene efectos tanto positivos como negativos.

Entre los factores positivos se encuentran la creación de empleo, el aumento de los ingresos económicos, que permite una mayor inversión en la protección de los espacios naturales, evitando la emigración de la población local y que eleva los niveles económicos y culturales, la socialización de la población local, la comercialización de productos, ideas, hábitos y estilos de vida locales, la comunicación y la concientización medioambiental de turistas y residentes.

Por otro lado, el flujo turístico contribuye al cambio climático, a la lluvia ácida y a la formación de ozono en la troposfera debido al transporte aéreo y terrestre, que son una de las principales causas de las emisiones directas e indirectas de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno y otros contaminantes, y a la pérdida de biodiversidad. Afecta a ecosistemas que van desde las costas asoladas por muros de concreto hasta las montañas que albergan estaciones de esquí o son invadidas por millones de turistas como los Alpes.

Teniendo en cuenta que este sector es una importante fuente de consumo de recursos ambientales (agua, energía, materias primas…), no es de extrañar que se necesiten acciones para reducir significativamente su impacto en el medio ambiente. Los impactos ambientales pueden minimizarse mediante una buena gestión y control de los impactos negativos y un control exhaustivo de la normativa ambiental.

Turismo sostenible

El concepto de desarrollo sostenible explica la estrecha e inevitable relación entre los sistemas naturales y el desarrollo. Se refiere al proceso iterativo de cambiar el desarrollo de los recursos naturales, la dirección de las inversiones y el progreso tecnológico junto con los cambios institucionales para satisfacer las necesidades sociales actuales y futuras. Este concepto no se refiere a un estado de estabilidad y armonía, sino a un proceso en el que las condiciones cambian constantemente.

El desarrollo del turismo debe ser sostenible a largo plazo, ético y socialmente justo para las comunidades locales, además de económicamente viable. El turismo es un fenómeno de masas que ha sido creado y que satisface necesidades reales, y debido al aumento de los ingresos y del tiempo de ocio, así como al incremento del número de consumidores, los beneficios serán cada vez más importantes. Las fuentes de ingresos y de empleo son esenciales y deben orientarse y regularse para reducir las emisiones globales (emisiones del transporte aéreo y terrestre) y locales (pérdida de biodiversidad, degradación) y garantizar su sostenibilidad.

La apuesta por el desarrollo sostenible no sólo es necesaria, sino también una gran oportunidad y una apuesta segura para el futuro.

Hay tres enfoques del desarrollo sostenible: el medioambiental, el sociocultural y el económico. El enfoque medioambiental refleja la tendencia del desarrollo ecológicamente sostenible, centrándose en las condiciones ecológicas necesarias para sostener la vida humana en el futuro. El enfoque social está estrechamente relacionado con el enfoque económico, ya que los beneficios de este resultado económico se distribuyen equitativamente, al tiempo que la economía y la sociedad locales crean oportunidades de trabajo.

BAIA BELLA y el medio ambiente

BAIA BELLA es un club de playa ecológico situado en Beaulieu-sur-Mer (Francia) que utiliza materiales de origen local. Es respetuoso con la naturaleza y ha aplicado estrictas normas de diseño y procesos de trabajo para garantizar la conservación de la naturaleza. Ya integran prácticas de ahorro en el consumo de electricidad y agua, gestionan de manera eficiente los residuos y cuantifican su impacto.

En este contexto, y comprometida con la lucha contra el cambio climático y el camino hacia la sostenibilidad, BAIA BELLA a través de su huella de carbono podrá identificar y analizar su impacto ambiental y social con la ayuda de ALLCOT, su aliado en este marco. ALLCOT ayudará a BAIA BELLA a definir acciones concretas para hacer sostenible el negocio, promoviendo el uso razonable de los recursos naturales y su consumo.

La Huella de Carbono es un paso fundamental para que BAIA BELLA conozca el impacto directo e indirecto sobre el medio ambiente y la sociedad. Esto refuerza su estrategia empresarial hacia un modelo de negocio sostenible y carbono-neutro, en línea con las tendencias actuales del mercado:

  • Reforzar su posición de liderazgo en el sector turístico encaminado hacia la sostenibilidad.
  • Cumplimiento de las restricciones legales y futuras.
  • Promoción de buenas prácticas en materia de sostenibilidad y bienestar físico y mental.
  • Mejora del posicionamiento, la competitividad y el impacto mediático.
  • Integración activa de todas las partes interesadas en los procesos de toma de decisiones.

La sostenibilidad y la neutralidad no pretenden eliminar las opciones del portafolio de servicios de BAIA BELLA, sino integrar estrategias eficientes de continuidad y adaptación a las nuevas demandas del mercado.

Los resultados mostraron que BAIA BELLA es el primer Beach Club que será carbono negativo y se anticipa a la normativa del nuevo Gobierno basada en compromisos de sostenibilidad y cambio climático.

Para más información, ingresa al sitio web de BAIA BELLA.

Baia Bella

Communication ALLCOT