Sector Construcción

La construcción se enfrenta a importantes riesgos por efecto del cambio climático (daños a materiales y estructuras, mayores costes de mantenimiento, pérdidas de valor de activos inmobiliarios, etc.), pero también se abren oportunidades a través de la introducción de medidas de adaptación al cambio climático. Los edificios representan el 40 % del consumo de energía final de una ciudad tipo europea, por ello la reducción del consumo de energía y el uso de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación son importantes para reducir la dependencia energética y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Problema

Existen numerosas barreras que dificultan aprovechar mejor las oportunidades de ahorro energético, entre ellos la escasa transparencia de los mercados, el acceso limitado al capital y la aversión al riesgo. Sin embargo, existen los conocimientos técnicos para adecuar y construir edificios de consumo energético muy bajo o nulo, a menudo con bajo costo marginal de inversión; y hay una amplia variedad de instrumentos políticos eficaces para eliminar las barreras y aprovechar las oportunidades.

Metodología

ALLCOT consciente del potencial del sector, se ha embarcado en un proyecto de construcción a partir de material reciclado. Este tipo de iniciativas tienen implicaciones muy significativas en la mitigación de emisiones de GEI durante la fabricación y transporte del producto, pero también en materia de adaptación al cambio climático por las características excepcionales del producto final en cuanto a su flexibilidad, capacidad de aislamiento y durabilidad. Se trata de un sistema constructivo completamente modular que permite el diseño de cualquier tipo de proyecto habitacional de fácil y rápida construcción lo que lo hace idóneo para la reconstrucción de zonas dañadas por eventos climáticos extremos, entre otras situaciones.

Beneficios

Los beneficios de este tipo de iniciativas son:

  • Reciclar residuos de plástico para fabricar materiales de construcción (BLOQUEPLAS) duraderos, flexibles y ligeros que permiten la construcción de viviendas resilientes y/o en lugares afectados por los efectos adversos del cambio climático.
  • Restaurar zonas degradadas por acumulación de residuos plásticos (riberas de ríos y playas) para mejorar la resiliencia de dichos ecosistemas.
  • Mejorar el saneamiento mediante la recolección y uso de residuos plásticos.
  • Sensibilizar a los beneficiarios sobre la necesidad de adoptar nuevas tecnologías de una manera sostenible, así como crear conciencia y conocimiento acerca de la economía circular, el cambio climático y las estrategias de adaptación.
  • Fortalecimiento de capacidades con perspectiva de género enfocado principalmente a las mujeres recicladoras del Mercado no regulado o informal.
  • Escalar el Proyecto a partir de la obtención de créditos de carbono y créditos de reducción de la vulnerabilidad (CERs y VRC).

Contáctanos

Servicios de Cambio Climático