ALLCOT y Green Tank, una alianza para impulsar una economía sostenible y baja en carbono en México.

Las dos empresas unen esfuerzos para permitirle a las compañías lograr modelos sostenibles y no contaminantes. La alianza busca responder a las necesidades actuales del mercado mexicano y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la Organización de las Naciones Unidas.

Desde la Agenda 21 hasta la Agenda 2030, México ha sido muy activo en diseminar sus compromisos con el desarrollo sostenible, y fortalecer los canales para monitorear, comunicar y regular las acciones que nos han permitido abatir la brecha entre los altos índices de desigualdad y altos índices de contaminación de los años 80 hasta la segunda década del siglo XXI. Sin duda, la Pandemia del COVID19 en el 2020 marca un hito – no solo en México – para ser aún más rigurosos y exhaustivos, en el cumplimiento de nuestras metas de sostenibilidad. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) cobran, aún más, gran relevancia para recalcar el camino de la humanidad y el planeta.

En 2015 México suscribió la Agenda 2030 y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático cuyos objetivos han sido incorporados a la planeación nacional a través de reformas al marco jurídico y priorización de su cumplimiento en las estrategias de desarrollo. Entre otros, se han fijado las metas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 22% al 2030 y 50% al 2050 y está en proceso la actualización de la contribución nacional al Acuerdo de París con una visión de cero emisiones netas a mediados de siglo. 

Para alcanzar sus objetivos de mitigación, México cuenta con un impuesto al carbono desde 2014 y con la entrada en vigor del sistema de comercio de emisiones en 2023, se convertirá en el primer país de América Latina que establece un tope a las emisiones a través de esquemas eficientes y que promueven la competitividad sostenible. Asimismo, en 2020 México presentó su Estrategia Nacional para la Implementación de la Agenda 2030 con líneas concretas para alcanzar cada uno de los 17 ODS y que pone a la gente al centro del desarrollo, bajo la prerrogativa de “no dejar a nadie atrás”.

En respuesta a estas necesidades, ALLCOT y Green Tank estrechan sus lazos y emprenden una tarea conjunta, han sido muchos años donde se ha fomentado la sostenibilidad desde diversas aristas, que hoy, sumando esfuerzos aseguraremos llegar al mismo destino. Hoy día tenemos una meta mucho más acentuada para impulsar el cumplimiento de los ODS y proteger los recursos del planeta, pero antes de todo, generar prosperidad y garantizar la dignidad de las personas. 

ALLCOT, con más de 10 años de experiencia, desarrolla proyectos sostenibles a nivel mundial aportando a sus clientes y colaboradores, el conocimiento y la gestión de iniciativas para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y combatir activamente la crisis climática a través de la reducción de emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Desde 2017 ALLCOT en México ha iniciado operaciones para romper paradigmas en el sector privado y público, al reducir activamente sus emisiones de gases de efecto invernadero, a través de proyectos sostenibles cuyo componente de beneficio social sea la directriz. Asimismo, ha sido portavoz de los ODS en el sector financiero, residuos, de construcción, turismo, industria y academia. En ALLCOT nos comprometemos y creamos alianzas con empresas que, al igual que nosotros, valoran el medio ambiente.

Green Tank es un equipo con amplia experiencia internacional y de formación multidisciplinaria que apoya a empresas como agentes de cambio que cuidan el medio ambiente para lograr economías exitosas y regenerativas. Green Tank ofrece estrategia, gestión y comunicación de proyectos y productos a favor del planeta con un enfoque de Triple Impacto. Nuestra consultoría trabaja para crear prosperidad compartida a través de modelos colaborativos que impulsan la cooperación empresarial y el intercambio de productos o servicios entre las Grandes Empresas y las PYMES para la eficiencia energética y la economía circular. Green Tank facilita a empresas estrategias de negocio, la medición y el cumplimiento de los ODS de la Agenda 2030 y es comprometido con el movimiento de Empresas B. 

ALLCOT y Green Tank unen trayectorias y herramientas hacia una misma visión para sumar alianzas sostenibles que impulsen una economía sostenible y baja en carbono, ¿y por qué no? que se dirijan hacia un carbono neutral, cuyo impulso sea el bienestar de las personas, comunidades y organizaciones en las que dejemos huella.

Una bomba de tiempo de la naturaleza


Escrito por Felipe Jiménez, Climate Change Mitigation Consultant


La humanidad está destruyendo la naturaleza a ritmos acelerados. La deforestación, la agricultura extensiva, el cambio climático, la invasión de hábitats, la pérdida de biodiversidad y el tráfico de fauna silvestre, no sólo destruyen bienes y servicios vitales de los ecosistemas para los seres humanos, sino que también abren el camino a las enfermedades zoonóticas, a la contaminación de los centros urbanos exponiendo a la población a patógenos mortales como el SARS-CoV-2, el virus responsable de la actual pandemia de Covid-19. Era cuestión de tiempo para que esta bomba de tiempo explotara, causando un impacto tan dramático en el mundo, como resultado de la sobreexplotación ambiental y la mala gestión de la biodiversidad.

Los gobiernos, con la ayuda de las organizaciones locales e internacionales, tienen la gran oportunidad, además de la responsabilidad, de situar a sus países y al mundo en un camino más sostenible. En la actualidad, se han estructurado políticas incluyendo subsidios para la protección y conservación de los ecosistemas y la biodiversidad. Los gobiernos han comprendido la importancia de reformar los subsidios que son perjudiciales para la naturaleza, además de introducir el pago de impuestos para las actividades que intervienen en la degradación del medio ambiente y la pérdida de la diversidad biológica. El fomento y la promoción de proyectos tanto eficaces como sostenibles, además del fortalecimiento de los procedimientos de vigilancia y reglamentación del medio ambiente, están siendo respaldados por la iniciativa de los gobiernos y del sector privado de crear más puestos de trabajo en pro de la naturaleza. Esto, a su vez, impulsa tanto la economía como los procesos de recuperación de los ecosistemas, promoviendo la conservación y la restauración de la biodiversidad.

Además de estas acciones, los gobiernos de todo el mundo han prohibido el tráfico de fauna silvestre, a su vez han tomado medidas de precaución para garantizar la seguridad alimentaria y el consumo saludable. De la misma manera, los líderes de la sociedad han llevado a cabo campañas educativas para concientizar sobre la importancia de establecer actividades alternativas más sostenibles, haciendo frente al problema mediante inversiones ecológicas, el refuerzo de una economía y un mercado más respetuosos con el medio ambiente.

Dada la situación actual, ALLCOT tiene una clara visión de su papel en la mejora de las prácticas para la promoción de un ecosistema resistente, además de resiliente. Como líder en la formulación de proyectos sostenibles y de mitigación del cambio climático, ALLCOT apoya la conservación de los ecosistemas, por ende la protección de la diversidad biológica. Mediante los proyectos centrados en la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal, ALLCOT aborda la deforestación y la fragmentación de los bosques restaurando los corredores biológicos, protegiendo las especies de flora y fauna, especialmente las especies clave consideradas vulnerables, amenazadas o en peligro crítico debido a su función como indicadores ambientales de un ecosistema saludable. Además del plan de mitigación y acción climática, ALLCOT desarrolla diversas iniciativas sostenibles en torno a las energías renovables, la gestión de la energía, los recursos y los desechos. A través de esta serie de proyectos, la organización lleva a cabo una evaluación cualitativa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que podrían verse afectados positivamente por las actividades del proyecto, y actualmente está trabajando en una metodología que permitirá supervisar este impacto.

Entre las actividades que apoyan la aplicación de estos programas, los proyectos incluyen campañas educativas sobre el tráfico de fauna y flora silvestres, la correcta gestión de los recursos y el medio ambiente, la administración financiera, la gobernanza, el liderazgo social, etc. Además, apoyando la idea anteriormente mencionada de promover proyectos en pro de la naturaleza, ALLCOT desarrolla planes bien estructurados que implican la participación de la comunidad local brindándoles la oportunidad de establecer y conocer actividades o negocios alternativos sostenibles.

Debemos darnos cuenta de que cuando destruimos la biodiversidad, destruimos el sistema que sustenta la vida humana. La sobreexplotación de los recursos, la contaminación por plástico, la sobrepesca y la contaminación de las fuentes de agua son algunos problemas críticos adicionales que la humanidad debe afrontar mediante el fomento de acciones sostenibles. La formulación de esos proyectos basados en la naturaleza debe recibir un claro apoyo del gobierno y del sector privado. Estas inversiones crearán una economía más resistente y también abordarán problemas sociales como la pobreza y el hambre. La contribución de ALLCOT a la conformación y realización de estos proyectos demuestra el compromiso de la organización con los objetivos del Acuerdo de París y las metas de la Agenda 2030.

ALLCOTooNS y los ODS nº2: ¿Qué piensan los niños y niñas del ODS #5: Igualdad de Género?

Hace unos meses lanzamos el proyecto de ALLCOTooNS y hoy anunciamos la segunda entrega de este concurso, que busca que los más pequeños se apropien de los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS, los 17 objetivos planteados por Naciones Unidas para la Agenda 2030. En esta oportunidad, quisimos escuchar la postura de los niños frente al ODS #5: Igualdad de Género, una de las temáticas centrales del debate público actual, y que aún se refleja en preocupantes cifras como que  132 millones de niñas a nivel mundial no tengan acceso a educación.

Es fundamental que los niños y las niñas se involucren en la conversación. Por esto, nuestro objetivo en ALLCOT consiste en plantearles preguntas que les permita ser críticos frente a la realidad que enfrentan cada día, y ante todo, que sean conscientes de que pueden tomar partido: las acciones diarias son las que construyen el cambio. Con este propósito llevamos acabo el 2do FORUM ALLCOTooNS, donde pudimos conversar con algunos de los participantes y escuchar cómo viven ellos la problemática de género en su cotidianidad, un espacio de encuentro que adquiere un valor especial en medio del aislamiento que enfrentamos todos debido a la pandemia del COVID19.

Dialogando con los participantes, nos encontramos con que los niños y las niñas son muy conscientes de su entorno, tienen referentes muy claros de mujeres que han sido pioneras —como Malala Yousafzai, por nombrar un ejemplo— y además  saben que el trabajo por alcanzar la igualdad de género y garantizar que todas las voces sean escuchadas es una tarea que se construye entre todos. Sin más preámbulos, os dejamos con las obras de arte en las que los más pequeños han plasmado su visión, para que estas hablen por sí solas:

Natalia López Valeria López
Diego Muñoz García Inés Muñoz García
Gabriela
Diego Frowein 

#ODS 5 – 2d0 Concurso : Ganadores

Nuestro Comité de Ética, presidido por el señor Van Kirk Reeves, ha deliverado que los ganadores de este primer concurso son:

  • Categoria menor de 10 años: Diego Muñoz García
  • Categoria mayor de 10 años: Gabriela

El índice ODS, herramienta para un monitoreo más exacto del desarrollo en América Latina


 

Escrito por Andrés Melendro, Sustainability Manager


El pasado miércoles 16 de junio, el Centro de Desarrollo Sostenible para América Latina (CODS) lanzó su Índice ODS: una medición del avance de los países de América Latina y el Caribe hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El informe resalta que, de manera global, la región no está cumpliendo hasta el momento con las metas consignadas en la Agenda 2030 y que además la crisis sanitaria y económica ligada a la pandemia de COVID-19 representa un retroceso considerable en la mayoría de los ODS. Si la tendencia actual perdura, las metas trazadas en 2015 no se materializarían ni siquiera en un horizonte de 50 años.

Se destaca como excepción el ODS 13, Acción por el clima, ya que las cuarentenas generalizadas y las restricciones a la actividad productiva han supuesto una caída considerable de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Sin embargo, el efecto de rebote es previsible ya que la reducción es coyuntural. En particular, es posible que el interés de invertir en proyectos y tecnologías verdes se vea afectado por la premura de reactivar o proteger sectores de mayor importancia para el futuro inmediato de una empresa. En ese sentido, el trabajo de ALLCOT por desarrollar proyectos que generen incentivos financieros a la reducción de emisiones está más vigente que nunca.

La metodología se basa en la que viene utilizando el Sustainable Development Solutions Network (SDSN) desde hace varios años a escala mundial, para establecer comparaciones internacionales. El CODS procede a ajustarla a la realidad estadística de los países de la región, es decir, se filtran los indicadores no disponibles. De esta manera, la comparación cobra mayor validez. Por un lado, algunos  Estados no cuentan con una metodología para su medición, mientras que otros no cuentan con cifras anteriores ni posteriores a 2015, que permitan medir el avance desde la creación de la Agenda 2030.

El informe incluye también una herramienta de visualización llamada tablero de control. Esta permite resaltar, mediante un código semafórico, qué tan próximo está un ODS de cumplirse, para así servir de herramienta de priorización en cada país.

La publicación del Índice ODS, así como la creación de los índices municipales ODS de la Fundación Corona a través de su Red de Ciudades Cómo Vamos, ilustran la tendencia hacia la apropiación de los ODS por entes no gubernamentales y su medición a escalas subnacionales. El sector privado—en particular los organismos que crean los estándares de los informes de sostenibilidad corporativa— también viene incluyendo los ODS en sus métricas de desempeño. Precisamente, ALLCOT desarrolla actualmente herramientas estadísticas para cuantificar el impacto de los co-beneficios socioeconómicos de sus proyectos de mitigación de cambio climático, a través de los 230 indicadores asociados a los 17 ODS.

Este ejercicio presenta varios retos, dado que las áreas de proyecto suelen ser de una escala menor que la división político-administrativa más pequeña del país donde se desarrolla el proyecto, y suele no coincidir con los límites geográficos de estas. ALLCOT, así como el CODS, adapta los indicadores ODS a la realidad de los datos disponibles y a variables que tengan más sentido según el contexto específico. Además, para mitigar la ausencia de datos locales en muchas zonas rurales de países en desarrollo, ha creado mecanismos para el levantamiento de datos primarios que permitan establecer una línea base ODS significativa. De esta manera, ALLCOT toma un rol de liderazgo en la medición del impacto corporativo en el desarrollo sostenible.

ALLCOT y Conservation International Colombia, una alianza con gran impacto sostenible en beneficio de los ecosistemas y las comunidades en Colombia.

Colombia posee uno de los índices más altos de biodiversidad a nivel mundial, sin embargo, ha disminuido en un 18% en los últimos años. La mayor amenaza es la pérdida de hábitat natural, generalmente debido a la agricultura y la ganadería. Es nuestra responsabilidad proteger los ecosistemas y luchar contra el cambio climático que afecta gran parte del territorio nacional, sobre todo, a las comunidades más desfavorecidas.

ALLCOT, con más de 10 años de experiencia, desarrolla proyectos sostenibles a nivel mundial aportando a sus clientes y colaboradores el conocimiento y la gestión de iniciativas para la reducción de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y así, combatir activamente la crisis climática. Nos comprometemos y creamos alianzas con empresas que, al igual que nosotros, valoran el medio ambiente.

Conservation International Foundation (CI) trabaja para destacar y conservar los beneficios que la naturaleza brinda a la humanidad. Desde sus inicios ha ayudado a proteger más de 6 millones de kilómetros cuadrados (2.3 millones de millas cuadradas) de tierra y mar en más de 70 países. Actualmente está presente en 29 países y cuenta con 2,000 socios en todo el mundo. Sobre una base sólida de ciencia, asociación y demostración en campo, Conservación Internacional empodera a las sociedades para cuidar de manera responsable y sostenible la naturaleza, nuestra biodiversidad global y el bienestar de la humanidad.

Gracias a los valores en común y los intereses de ambos en recuperar y trabajar en pro de la naturaleza, ALLCOT y Conservation International Colombia unen fuerzas con el objetivo de ejecutar Proyectos Socioambientales Sostenibles, alineados bajo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, que tengan gran impacto en la conservación del medio ambiente, la adaptación a la crisis climática y el desarrollo de las comunidades.

 “Hoy más que nunca es tiempo de actuar. Actuar con acciones significativas frente a los imperativos de crisis medioambientales y consecuentes impactos sociales. Gracias a la alianza con CI, a nuestros valores compartidos y visión a largo plazo, podremos cumplir con esta meta y nuestros compromisos en Colombia” dice Alexis L. Leroy, CEO de ALLCOT

El desarrollo del mercado de carbono en Colombia representa una gran oportunidad para consolidar procesos de conservación y de sostenibilidad maximizando los beneficios sobre ecosistemas estratégicos y sus comunidades. La experiencia de CI trabajando proyectos socioambientales en territorio, sumada a la de ALLCOT en el diseño de proyectos de reducción de GEI, permitirá desarrollar e implementar proyectos de alta calidad” dice Fabio Arjona, vicepresidente del programa Colombia de Conservation International.

Sostenibilidad en la Industria de la Moda


Escrito por Natalia Rodrigo, Group Sustainability Technical Manager


Recientes publicaciones sobre la industria de la moda afirman que este sector necesita mejorar su desempeño en sostenibilidad. Si bien es cierto que la mayoría de las marcas de moda son conscientes de su impacto ambiental y social, solo menos de la mitad de ellas han comenzado a tomar medidas efectivas. Además, las compañías de moda aún no están implementando soluciones sostenibles lo suficientemente rápidas como para compensar de manera efectiva todos los impactos negativos que esta industria en rápido crecimiento comporta.

Los patrones actuales de producción y consumo en la industria de la moda ponen en peligro la disponibilidad de los recursos naturales, implicando pérdidas importantes de biodiversidad; sin obviar el aumento de las emisiones de dióxido de carbono, consumo de agua, uso de químicos y generación de residuos. Teniendo en cuenta que nuestro planeta ya ha superado sus límites, las restricciones en uno o más de estos factores clave no se pueden descartar, lo que dificultará el crecimiento del sector, previsto en un 60% para 2030.

Por otro lado, otros problemas no ambientales, como son el bienestar animal, la falta de transparencia y la imagen negativa, como, por ejemplo, presionar a la sociedad para que esté a la altura de ideales inalcanzables, no pueden ser relegados al olvido.

La moda se considera un potente mecanismo para el desarrollo global, estando considerada como una de las industrias de consumo más importantes. Es por ello por lo que este sector necesita imperativamente demostrar un cambio en su desempeño en sostenibilidad. Además de generar beneficio y crecimiento, la moda sin lugar a duda puede dotar de un valor adicional a todos sus productos, generando beneficios para la sociedad y la economía mundial.

Moda, talento y creatividad van siempre de la mano: su profundo savoir-faire, su presencia y actividad en las redes sociales e influencias ayudarán a trabajar con éxito su propia transformación.

Sorprendentemente, una parte de la industria de la moda ya se ha embarcado en el desafiante objetivo de concienciar a sus consumidores, emprendiendo mejoras reales y efectivas, por medio de amplias redes dedicadas a objetivos ambientales, sociales y transparentes comunes.

Además, las recientes inversiones en tecnología, así como las mejoras en las condiciones laborales y la implementación de estrategias de eficiencia en productividad hasta ahora implementadas, permitirán a las marcas de moda contrarrestar la presión actual.

Ejemplo de ello son las iniciativas actualmente desarrolladas sobre la conversión de residuos textiles en materias primas mediante el uso de técnicas avanzadas de reciclaje; la reducción del consumo de agua y energía do la integración de técnicas de gestión de residuos en las operaciones de producción y distribución.

Teniendo en cuenta todas estas estrategias de innovación, las empresas de moda cuentan con una oportunidad única para lograr su cambio, sin afectar a su crecimiento. Por otro lado, si no se toman medidas inmediatas, las marcas de moda estarán condenadas a tener que rebajar los precios unitarios haciendo frente a costes crecientes y escasez de recursos en sus cadenas de suministro; limitando así su actividad hacia un modelo lineal sin retorno, basado únicamente en consumo, fabricación y desperdicio.

Así, el efecto que este modelo tendrá en la moda es bastante predecible. Teniendo en cuenta las proyecciones actuales de aumento para 2030, las marcas de moda sufrirán una disminución de los beneficios si aún optan por una estrategia de “business as usual”.

Con el fin de abordar de manera efectiva la creciente presión ambiental y social, lo primero que se debe evaluar es la huella que este sector tiene. ALLCOT ayudará a la industria de la moda a identificar con éxito su nivel de sostenibilidad asociado a cada etapa de la cadena de valor. Esta estrategia permite a las empresas identificar los indicadores clave (KPIs) para así definir una estrategia eficaz de cambio.

El objetivo principal de este esfuerzo es desarrollar conocimiento, transparencia y sostenibilidad. Sin lugar a duda, este desafío en los patrones actuales de desempeño operacional tiene como objetivo establecer las bases para una posible remodelación, canalización de inversiones y definición de una estrategia efectiva en innovación.

En conclusión, si la industria de la moda no toma medidas eficientes sobre su desempeño en sostenibilidad, su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas no será significativa, poniendo en riesgo los compromisos del Acuerdo de París y, por lo tanto, de la Agenda 2030. Como resultado, es urgente listar las tareas de mejora ambiental, social y ética como acciones indispensables dentro de su agenda de estrategia de gestión.

La industria de la moda tiene todo el potencial para lograr un cambio social y ambiental a escala global. Integrar un uso más eficiente de la energía y de los recursos, asegurar condiciones de trabajo justas e implementar estudios de viabilidad para la cadena de valor en todos sus procesos constituyen estrategias clave para hacer realidad este cambio.

ALLCOT está cambiando el cambio …

 

ALLCOT participa en proceso de consulta local en Ziguinchor, Senegal


Escrito por Mercedes García, Climate Change and Sustainability Manager


La degradación de los manglares durante los últimos años se está incrementando de manera alarmante. La deforestación incontrolada es una de las principales causas, pero el incremento de la temperatura del planeta está alterando la salinidad de determinadas zonas, lo que impacta de manera significativa en la estabilidad de un ecosistema tan frágil como son los manglares.

Los manglares crecen en latitudes tropicales y subtropicales. Al sur de Gambia, los manglares ocupan el estuario del Casamance, donde forman una larga banda sobre la margen norte del río de 6 km de ancho, entre Ziguinchor y Tobor, en Senegal. Debido a la presión antropogénica, ligadas a la tala ilegal y la agricultura, existen muchas zonas del manglar en estado de degradación máxima sobre las que hay que actuar.

ALLCOT, junto con la ONG senegalesa OCEANIUM, está trabajando en el desarrollo de un proyecto de reforestación y conservación de una parte de dicho manglar, comenzando en Senegal y ampliando en los próximos meses a Gambia y Guinea Bissau. El objetivo final del proyecto, denominado SWAMP (Senegal and West Africa Mangrove Project) es empoderar a las comunidades locales a través de la reforestación y conservación del manglar. Para ello, se registrará el proyecto en el estándar internacional SDVIsta con el objetivo de obtener créditos de carbono que puedan reinvertirse en dichas comunidades y en distintas actividades socioeconómicas. Para ello, ha sido necesaria la participación del gobierno senegalés y las autoridades locales, a través de distintas reuniones realizadas durante el último año. 

El pasado 15 de octubre, ALLCOT tuvo el privilegio de ser uno de los ponentes de dichas reuniones, desarrollada en Ziguinchor. Durante una jornada completa, el equipo de ALLCOT tuvo la oportunidad de compartir con todos los participantes el proyecto que se está estructurando, los objetivos a corto y largo plazo, y sobre todo el detalle de las actividades socioeconómicas a implementar, todas ellas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030

Se tuvo además la oportunidad de conversar y compartir un almuerzo con todos los alcaldes que ya se han unido a la iniciativa y muchos otros que aún están evaluando la posibilidad de adherirse. Se intercambiaron numerosas ideas acerca de las iniciativas a desarrollar y su alineamiento con las propias necesidades de las poblaciones. Fue una jornada de trabajo muy fructífera, que supondrá un punto de inflexión en el diseño del proyecto SWAMP. 

ALLCOT tiene una amplia experiencia en el diseño y estructuración de proyectos en el campo de la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero. Nuestro papel en el proyecto es mejorar  la calidad de vida de las poblaciones que viven en el manglar a través de la obtención de los créditos de carbono. El proyecto incluye principalmente dos actividades. En las zonas más degradas se realizarán plantaciones de los propágulos de las especies Rizophora Mangle y Avicenia sp. En las zonas mejor conservadas se realizarán actividades de protección y vigilancia para evitar que la tasa de deforestación se incremente.

Estas actividades incluyen desde la creación de brigadas de vigilancia, hasta actividades de sensibilización y formación en la materia. En paralelo se está trabajando en el diseño de diferentes actividades vinculadas al manglar en el área de la seguridad alimentaria y equidad de género.

Debido al componente social tan significativo del proyecto, el estándar escogido ha sido SDVIsta. Estándar desarrollado por VERRA para todos aquellos proyectos que mitigan las emisiones de gases de efecto invernadero pero que tienen un profundo impacto en las poblaciones locales.

Uno de los objetivos del estándar es no solo evaluar la contribución de los proyectos con los ODS, sino su cuantificación, monitoreo, y por supuesto verificación por una entidad acreditada. Es por tanto un estándar robusto que pretende demostrar de una manera eficaz y verificable que los proyectos realmente están contribuyendo a cubrir las necesidades de determinadas poblaciones.

Durante los últimos años, en ALLCOT hemos trabajado en cada uno de nuestros proyectos en la alineación de todas las actividades con los ODS, todos ellos canalizados a través de la lucha contra el cambio climático. 

El proyecto SWAMP es sin duda un claro ejemplo de la estrategia de la compañía para el futuro. Empoderar a las comunidades locales a través de la lucha frente a la actual crisis climática desarrollando iniciativas en el ámbito de todos los ODS de la Agenda 2030.

Los beneficios del reciclaje en la lucha contra la crisis climática


Escrito por Encarnación Hernández, Climate Change Mitigation Consultant


Actualmente nos encontramos ante una situación mundial crítica en términos de consumo de plásticos y el posterior reciclaje de los mismos, pues se prevé que para el próximo año 2020, la producción aumente hasta los 350 millones de toneladas. Si se mantiene este ritmo y el modelo de consumo actual de “usar y tirar”, este nivel podría verse incrementado hasta los 619 millones de toneladas en el año 2030.

El proceso de la descomposición del material plástico produce emisiones de dos gases de efecto invernadero con un alto poder de calentamiento global (metano y etileno) y un efecto muy nocivo para la salud. Por esa razón, en los últimos años se están desarrollando diversas iniciativas en materia de reducción y reciclaje de residuos plásticos. El principal objetivo de todas ellas es lograr reducir la dependencia de los recursos convencionales existente. Sin embargo, existen en el mercado otras soluciones con las que se está consiguiendo la fabricación de distintos productos a partir del reciclaje de plásticos, lo que supone una gran innovación en el mercado del reciclaje. En una de ellas está participando ALLCOT Group, empresa especializada en soluciones ambientales dentro de la lucha contra el cambio climático. El proyecto en cuestión se basa en la construcción de vivienda sostenible a partir de plástico reciclado. 

ALLCOT Group está trabajando en un proyecto innovador que se basa en la construcción de vivienda sostenible a partir del plástico reciclado. Este proyecto contribuye a la mitigación de las emisiones de GEI luchando por tanto contra la crisis climática actual. 

Su objetivo principal es el reciclaje del residuo plástico para darle una segunda vida útil, mejorando el rendimiento tanto del reciclaje como de la recuperación de residuos. Se implica a la población en la recolección principalmente de botellas de plástico, a partir de las cuales se fabrican bloques y ladrillos que se utilizan para la construcción de viviendas u otro tipo de edificación. Se trata de materiales entre cuyas características destacan su carácter flexible e ignífugo, su ligereza y su alta capacidad de aislamiento. Dichas características los hacen idóneos para enfrentarse a los eventos climáticos extremos que suelen afectar a países vulnerables a los efectos de la actual crisis climática como pueden ser las grandes olas de calor.

El proyecto, actualmente en fase de desarrollo, se replicará en países en vías de desarrollo en África y en América Latina. Se ha focalizado en grupos de vulnerabilidad, entre ellos mujeres que trabajan en el sector del reciclaje informal de residuos, y por tanto contribuyendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas firmados en la Agenda 2030. Además de reducir la cantidad de residuos destinados a su disposición final e incrementar su recuperación, se pretende obtener otra serie de beneficios económicos, sociales y medioambientales. Entre ellos destacan un aumento de la resiliencia del país frente al cambio climático, reducir la pobreza y mejorar el bienestar y la salud de las poblaciones ofreciendo un nuevo medio de subsistencia sostenible y garantizando además un mayor acceso al agua potable y una mejora de la biodiversidad de la zona. 

Con el uso de diferentes metodologías aceptadas internacionalmente y estudios ya realizados, se podrá calcular la reducción real de emisiones de Gases de efecto invernadero en base a que la producción secundaria de materiales de construcción conlleva menores cantidades de emisiones de CO2 frente a la producción convencional (desde un 40% hasta un 80% según el tipo de material).

Dado que las actividades de consumo de combustible y electricidad son las que más CO2 liberan dentro del proceso de producción convencional de una vivienda, se prevé que el proyecto de reciclaje y producción de ladrillos de plástico tenga un alto potencial de reducción de emisiones de efecto invernadero.

Concentrándose en cinco áreas clave (cemento, plásticos, acero, aluminio y alimentos) “Completando la imagen: cómo la economía circular aborda el cambio climático”, ilustra cómo diseñar desechos, mantener los materiales en uso y regenerar las tierras agrícolas puede reducir estas emisiones en 9.300 millones de toneladas. Eso es equivalente a eliminar las emisiones actuales de todas las formas de transporte a nivel mundial.

Actualmente, ALLCOT se encuentra desarrollando una metodología para llevar a cabo la estimación de las reducciones de CO2 dado que no existe ninguna aprobada por la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) que aplique directamente al proyecto en cuestión. 

Una vez aprobada por las Naciones Unidas, se podrá comenzar con la implementación del proyecto. 

Necesitamos esfuerzos adicionales para la descarbonización de nuestra economía creando a su vez oportunidades de crecimiento sostenible creativas e innovadoras.

Cambio Climático y Huella de Carbono

 


Escrito por Patricia Piñero, Sustainability Consultant. 


¿Qué es el Cambio Climático?

CO2       CH4       N2O        CFC       O3       SF6  

La producción antropogénica desmedida de estos gases ha generado cambios drásticos en las condiciones climáticas del planeta, como son, cada vez con más frecuencia, los fenómenos meteorológicos extremos, los incendios, la pérdida de la biodiversidad, la desertificación, etc. que están consiguiendo tambalear nuestra garantía de supervivencia como especie en este planeta.

¿Sabemos qué impacto ambiental genera nuestra empresa al medio ambiente? ¿Cómo de eficientes y sostenibles son nuestros procesos?

Es por esto la gran importancia de la responsabilidad corporativa en las empresas para encontrar soluciones de impacto positivo para poder contrarrestar los efectos generados por la actividad propia de la compañía.

La Huella de Carbono

La huella de carbono es lo que el termómetro es a la fiebre, es decir, del mismo modo que el termómetro es capaz de medir nuestra temperatura e identificar nuestro grado de fiebre, la huella de carbono es el instrumento que nos permite conocer la medida con la que estamos contribuyendo al cambio climático en nuestra organización.

Este termómetro ambiental nos permite medir y conocer la contribución al calentamiento global de nuestra actividad, y por ende como todo conocimiento, nos permite aplicar soluciones concretas y efectivas.

La huella de carbono por tanto es una herramienta que nos permite conocer las emisiones directas e indirectas en nuestra organización, productos o servicios; las derivadas del consumo de combustible en nuestras instalaciones y vehículos, nuestra climatización y consumo eléctrico, procesos y transportes, etc. y nos permite tomar acciones correctivas y de mejora para mitigar el cambio climático, a la vez que nos permite ahorrar costes en consumos eléctricos y mejorar notablemente nuestra eficiencia energética y nuestra sostenibilidad, entre otras bondades.

La Organización de las Naciones Unidas aprobó en 2015 la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático.

Utilizar la huella de carbono como medidor de nuestro impacto en el cambio climático no sólo contribuye positivamente en la imagen de marca y en el ahorro de costes de nuestras actividades empresariales, sino que también participa en el cumplimiento de estos Objetivos de Desarrollo Sostenible, favoreciendo la calidad de la vida de las personas y de las comunidades de nuestro planeta.

Conocemos el problema y disponemos de herramientas para la solución, ¡solo nos falta actuar!

Contacta con nosotros a través de nuestro sitio web www.allcot.com, o directamente en el siguiente correo electrónico y te facilitaremos encantados toda la información que necesites al respecto: ppr@allcot.com

Compensación de carbono para un futuro sostenible y descarbonizado


Escrito por Sergi Cuadrat, Chief Technical Officer (ALLCOT)


En 2015, los líderes de los estados miembros de las Naciones Unidas acordaron objetivos para cambiar todas las economías y sociedades hacia un desarrollo sostenible y descarbonizado mediante la adopción de la Agenda 2030 sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Nueva York, septiembre de 2015) y el Acuerdo de París para limitar el calentamiento climático a muy por debajo de 2 ° C (París, diciembre de 2015). Existe un enorme potencial para que surjan beneficios colaterales de los procesos de implementación de apoyo mutuo de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) elaborados en la voluntaria Agenda 2030 y las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC) que sustentan el Acuerdo de París legalmente vinculante en virtud de su Artículo 6.

Ambos marcos, aunque negociados bajo diferentes procesos multilaterales, promueven la participación de todos los países y están altamente interrelacionados: el Acuerdo de París enfatiza la necesidad de consideraciones de sostenibilidad en las transiciones bajas en carbono; Al mismo tiempo, evitar el peligroso cambio climático es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Por lo tanto, el fracaso en un proceso podría socavar el éxito del otro. La implementación de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) –compromisos de reducción de emisiones de los países– requiere grandes inversiones, que es más probable que se financien si se integran y benefician a los planes nacionales de desarrollo. Al mismo tiempo, las perspectivas de desarrollo sostenible dependen de una limitación del calentamiento global. Esta interdependencia puede verse como una oportunidad para alejarse del discurso de dos agendas diferentes que a menudo se perciben como competidoras y, en su lugar, persiguen su implementación para maximizar los beneficios mutuos.

Varios estándares de compensación de carbono, como el Gold Standard y el Verified Carbon Standard, están adaptando sus marcos y requisitos para definir mejor los impactos de un proyecto de mitigación de emisiones más allá de las reducciones de carbono y, en algunos casos, esto puede conducir a la creación de otros instrumentos negociables además de los créditos de carbono. ALLCOT evalúa la alineación de sus proyectos con los ODS para llevar a cabo un análisis exhaustivo de los datos que actualmente se monitorean y verifican a nivel del proyecto, para determinar si hay métricas adicionales que se puedan rastrear para informar de sus avances con los ODS.

ALLCOT está viendo una evolución en la forma en que nuestros clientes piensan sobre el financiamiento del carbono y los impactos adicionales que pueden tener sus inversiones en carbono. De esta manera, las empresas pueden articular los beneficios de sus inversiones en proyectos de carbono más allá de la reducción de emisiones verificadas. Creemos que las empresas pueden utilizar la financiación del carbono para ofrecer un valor adicional a través de la alineación con los ODS, lo que permite que el mercado del carbono se extienda más allá de las reducciones de emisiones y desempeñe un papel vital en impulsar un desarrollo sostenible bajo en carbono en todo el mundo.