Cambio Climático y Huella de Carbono

 


Escrito por Patricia Piñero, Sustainability Consultant. 


¿Qué es el Cambio Climático?

CO2       CH4       N2O        CFC       O3       SF6  

La producción antropogénica desmedida de estos gases ha generado cambios drásticos en las condiciones climáticas del planeta, como son, cada vez con más frecuencia, los fenómenos meteorológicos extremos, los incendios, la pérdida de la biodiversidad, la desertificación, etc. que están consiguiendo tambalear nuestra garantía de supervivencia como especie en este planeta.

¿Sabemos qué impacto ambiental genera nuestra empresa al medio ambiente? ¿Cómo de eficientes y sostenibles son nuestros procesos?

Es por esto la gran importancia de la responsabilidad corporativa en las empresas para encontrar soluciones de impacto positivo para poder contrarrestar los efectos generados por la actividad propia de la compañía.

La Huella de Carbono

La huella de carbono es lo que el termómetro es a la fiebre, es decir, del mismo modo que el termómetro es capaz de medir nuestra temperatura e identificar nuestro grado de fiebre, la huella de carbono es el instrumento que nos permite conocer la medida con la que estamos contribuyendo al cambio climático en nuestra organización.

Este termómetro ambiental nos permite medir y conocer la contribución al calentamiento global de nuestra actividad, y por ende como todo conocimiento, nos permite aplicar soluciones concretas y efectivas.

La huella de carbono por tanto es una herramienta que nos permite conocer las emisiones directas e indirectas en nuestra organización, productos o servicios; las derivadas del consumo de combustible en nuestras instalaciones y vehículos, nuestra climatización y consumo eléctrico, procesos y transportes, etc. y nos permite tomar acciones correctivas y de mejora para mitigar el cambio climático, a la vez que nos permite ahorrar costes en consumos eléctricos y mejorar notablemente nuestra eficiencia energética y nuestra sostenibilidad, entre otras bondades.

La Organización de las Naciones Unidas aprobó en 2015 la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático.

Utilizar la huella de carbono como medidor de nuestro impacto en el cambio climático no sólo contribuye positivamente en la imagen de marca y en el ahorro de costes de nuestras actividades empresariales, sino que también participa en el cumplimiento de estos Objetivos de Desarrollo Sostenible, favoreciendo la calidad de la vida de las personas y de las comunidades de nuestro planeta.

Conocemos el problema y disponemos de herramientas para la solución, ¡solo nos falta actuar!

Contacta con nosotros a través de nuestro sitio web www.allcot.com, o directamente en el siguiente correo electrónico y te facilitaremos encantados toda la información que necesites al respecto: ppr@allcot.com

ALLCOT certifica bajo “Gold Standard for the Global Goals” más de 644.000 toneladas de emisiones de CO2 para el Consorcio de Santa Marta, en Chile


Escrito por Alfredo Gil, Climate Change Mitigation Consultant


Consorcio Santa Marta, como Proponente del Proyecto y ALLCOT, en su función de consultor en proyectos de mitigación del cambio climático, han conseguido, el pasado día 13 de septiembre de 2019, la emisión de 644.763 VERs (“Verified Emission Reductions”) certificados bajo “Gold Standard for the Global Goals”, correspondientes al proyecto GS3976 “Santa Marta Landfill Gas (LFG) Capture for Electricity Generation Project”.

Estos VERs equivalen a 644.763 toneladas de emisiones de CO2, evitadas durante el cuarto periodo de monitoreo del proyecto (desde el 1 de agosto de 2017 hasta el 30 de abril de 2019), gracias al aprovechamiento y reutilización del biogás procedente del vertedero para producir electricidad limpia.

El proyecto, situado a 17 km al sur de la ciudad de Santiago, en Chile, recibe una media mensual de 130.000 toneladas de residuos sólidos urbanos y se estima que durante el periodo crediticio del proyecto evite alrededor de 3 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. Esta reducción de emisiones de efecto invernadero, se consigue mediante dos vías, una es el aprovechamiento del propio biogás, con alto contenido en metano (un gas con un alto potencial de calentamiento global) y que, de no ser recogido y utilizado para la generación de energía, sería emitido a la atmósfera. La otra vía es la generación de electricidad no convencional y limpia y su suministro a la red nacional chilena, ya que estos MWh generados presentan 0 emisiones y de otra forma hubieran sido producidos por el mix eléctrico convencional del país, en parte formado por centrales térmicas y el uso parcial de combustibles fósiles.

Además de su contribución a la mitigación del cambio climático, el proyecto de Consorcio Santa Marta contribuye positivamente a diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, debido a su certificación en “Gold Standard for the Global Goals”. Entre estos beneficios sociales, ambientales y económicos, se encuentran la reducción del impacto ambiental per cápita debido a la gestión sostenible de los residuos sólidos urbanos, la mejora de la calidad en la educación infantil, el aporte de energía limpia y la creación de puestos de trabajo de calidad y con formación a los trabajadores.

Puedes encontrar más información de este proyecto haciendo clic aquí