Los principios de vida de los pueblos indígenas, una alternativa para la comunicación


Escrito por Ronal Cubeo, Climate Change Mitigation Consultant


De los problemas que nos aquejan como humanidad, el más mediático es el de la pandemia denominada COVID 19. Sin duda, la expansión, magnitud y el impacto que ha tenido sobre países en diferentes estados de desarrollo industrial y tecnológico ha generado grandes retos, quizás uno de los más importantes sea el de la comunicación.

Me encomendaron la labor de redactar un pequeño escrito sobre “La importancia de la comunicación en época de COVID” y, a su vez relacionarlo con el concepto de MALOCA, en ese sentido, es necesario precisar el concepto y la connotación de MALOCA en los pueblos indígenas de la Amazonía colombiana. La Maloca tiene como mínimo tres funciones: primero, como espacio físico en el que habitan familias; segundo, como espacio vital para la cultura y cosmovisión de los pueblos indígenas, representa por excelencia el espacio de trasmisión del conocimiento de cada pueblo mediante la oralidad —desde los orígenes de cada ser vivo, la relación entre el hombre y los seres que lo rodean, así como la relación con los seres creadores que habitan en los otros espacios, los rituales de curación y los bailes tradicionales se realizan en este espacio —; tercero, como espacio político, es también un espacio de discusión sobre temas que atañen la organización y vida de los pueblos indígenas.

En materia de comunicación, cabe mencionar que los pueblos indígenas amazónicos, si bien presentan particularidades en su cosmovisión, también presentan elementos comunes. Uno de ellos es que para comunicarse entre sí mismos y con los demás, lo primero que se debe hacer es “ordenar el pensamiento” para poder trasmitir palabras que tengan contenido, contenido de vida.

¿Qué pueden aportar los pueblos indígenas en materia de comunicación ante la actual crisis por la pandemia? Lo primero que debemos mencionar es que, en la cosmovisión de los pueblos indígenas, la tierra y los seres vivos y demás elementos que la componen están íntimamente relacionados. En un principio, cuando el Ser Creador(a) dispuso cada ser, cada elemento, les asignó una función, al hombre le corresponde “administrar” de manera armónica esos elementos para mantener el orden que le fue dado. Las enfermedades son una consecuencia de la transgresión humana a esos esos principios, cuando el hombre mira la naturaleza como recursos y los recursos como mercancías susceptibles de ser explotadas, esa racionalidad altera los principios de vida del mundo indígena, y por lo tanto se generan cambios, con sus respectivas consecuencias.

En ese sentido, lo que en materia de comunicación pueden aportar los pueblos indígenas está ligado a la vida misma, y se remite a los principios de la vida, a retomar los canales de comunicación con la naturaleza y demás elementos que la componen de forma holística, a partir del principio de responsabilidad con la pervivencia de la humanidad. Esto bajo la premisa que la tierra y todo la compone nos fue dada por el Ser Creador(a) para ser “administrada” de forma responsable, sin alterar sus ciclos naturales.

ALLCOT, cuyo objetivo es contribuir mediante proyectos ambientalmente responsables a la reducción de los GEI, está llamada a explorar canales de comunicación con comunidades locales, siendo consciente de los desafíos que implica adelantar proyectos concertados con diferentes actores locales, en un país cuyas realidades territoriales configuran lo que Uribe de Hincapié (1999) denomina “Soberanía mixta”, es decir, el ejercicio de la gobernanza local como confluencia de distintos actores.

El acercamiento con pueblos indígenas permitirá explorar otras formas de organizaciones propia de cada pueblo, otras formas de entender el mundo, de entender la naturaleza y, ante todo, otras formas de comunicarse y relacionarse con la tierra, con la vida misma. Entender los principios de vida de cada sociedad es el paso ineludible para asumir el reto de una comunicación asertiva.

La invitación es a entender esas “otras” formas de comprensión de la vida, a buscar esos conocimientos en el “otro” que permitan generar espacios de debate y decisiones en torno a lo ambiental. Para los pueblos indígenas, “lo que no está en el conocimiento indígena, está en el otro conocimiento” (Palma, 2019), el otro conocimiento es aquel ajeno al mundo indígena, pero no por ello debe ser ajeno a su entendimiento, los saberes deben complementarse, no excluirse. Explorar y comprender esas “otras” formas de entender la vida puede aportar bastante a la agenda ambiental, nacional y global.

#ODS17 ALLCOT involucra a los más pequeños a través de “ALLCOTooNS y los ODS”

 

El COVID-19 en cuestión de semanas transformó todo nuestro mundo. Las rutinas diarias y todo aquello que dábamos por sentado, como poder salir a la calle o abrazar a un amigo, son escenarios cada vez más distantes. Sin embargo, este momento de confinamiento permite otros espacios de reflexión y de encuentro, con los demás y con nosotros mismos.

La crisis desatada por el COVID-19 nos ha llevado a replantear toda la economía y las dinámicas de trabajo existentes, sin duda uno de los desafíos más grandes es mantener la productividad y la efectividad en el trabajo, a pesar del distanciamiento social. Para ALLCOT, la seguridad y el bienestar de nuestros trabajadores es prioridad, por esto acatamos las medidas dadas por las autoridades y apoyamos desde el primer día la modalidad de teletrabajo. Así, nuestros trabajadores podrían seguir realizando sus labores desde la comodidad de sus hogares, conciliando de esta forma su vida personal y laboral.

ALLCOT crea espacios para compartir con sus trabajadores

Desde el inicio de esta situación, quisimos mantener la cercanía con nuestros trabajadores y la tecnología se ha convertido en nuestro mejor aliado para lograrlo. Sin embargo, la distancia nunca ha sido un obstáculo para nosotros porque el equipo de ALLCOT está presente en distintas partes del mundo: Colombia, México, Francia, Senegal, España, Guatemala, entre otros. Pensando en esto, pusimos en marcha nuestro FORUM mensual, un espacio de encuentro que nos permite relacionarnos con todos los trabajadores, contar anécdotas y, por supuesto, ponernos al día sobre la situación de la empresa. Esto reafirma la solidez de ALLCOT, que en medio de la crisis sigue operando al 100% de su capacidad y en crecimiento continuo.

Estos momentos han permitido la construcción de nuevos espacios, y quisimos que las familias de nuestros trabajadores se involucrarán e hicieran parte de nuestra lucha diaria a favor del medio ambiente.  Es así como nace ALLCOTooNS, un espacio diverso en el que los más pequeños pudieran expresar sus ideas, conocerse y compartir con las personas de nuestra organización.

ALLCOTooNS y los ODS

Pensando en esta situación, hemos creado “ALLCOTooNS y los ODS”, un concurso en el que los niños podrán plasmar a partir de una manualidad, dibujo o cualquier objeto, qué representan para ellos cada ODS y qué acciones podrían llevarse acabo para conseguirlos. El comité de Ética de ALLCOT será el encargado en evaluar y deliverar a los ganadores, quienes recibirán una mención honorífica y una pequeña bonificación con la cual podrán desarrollar alguna actividad relacionada con el cambio climático y la sostenibilidad. Este concurso se divide en dos categorías: menores de 10 años y mayores de 10 años. 

#ODS 13 – 1er Concurso : Los autores y sus obras

En esta ocasión, la primera categoría escogida fue el ODS 13 Acción por el Clima”. A continuación, presentamos a los autores y sus obras de arte:

Francisco Cabrejo

Heronimo Pombo

Valentina

Raphael Leroy

Valentina Lopez

Diego Muñoz

Gabriela

Luisa de Brigard

Ines Muñoz

 

#ODS 13 – 1er Concurso : Ganadores

Nuestro Comité de Ética, presidido por el señor Van Kirk Reeves, ha deliverado que los ganadores de este primer concurso son:

  • Categoria menor de 10 años: Inés Muñoz
  • Categoria mayor de 10 años: Diego Frowein 

¡Enhorabuena! 

ALLCOT y Conservation International Colombia, una alianza con gran impacto sostenible en beneficio de los ecosistemas y las comunidades en Colombia.

Colombia posee uno de los índices más altos de biodiversidad a nivel mundial, sin embargo, ha disminuido en un 18% en los últimos años. La mayor amenaza es la pérdida de hábitat natural, generalmente debido a la agricultura y la ganadería. Es nuestra responsabilidad proteger los ecosistemas y luchar contra el cambio climático que afecta gran parte del territorio nacional, sobre todo, a las comunidades más desfavorecidas.

ALLCOT, con más de 10 años de experiencia, desarrolla proyectos sostenibles a nivel mundial aportando a sus clientes y colaboradores el conocimiento y la gestión de iniciativas para la reducción de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y así, combatir activamente la crisis climática. Nos comprometemos y creamos alianzas con empresas que, al igual que nosotros, valoran el medio ambiente.

Conservation International Foundation (CI) trabaja para destacar y conservar los beneficios que la naturaleza brinda a la humanidad. Desde sus inicios ha ayudado a proteger más de 6 millones de kilómetros cuadrados (2.3 millones de millas cuadradas) de tierra y mar en más de 70 países. Actualmente está presente en 29 países y cuenta con 2,000 socios en todo el mundo. Sobre una base sólida de ciencia, asociación y demostración en campo, Conservación Internacional empodera a las sociedades para cuidar de manera responsable y sostenible la naturaleza, nuestra biodiversidad global y el bienestar de la humanidad.

Gracias a los valores en común y los intereses de ambos en recuperar y trabajar en pro de la naturaleza, ALLCOT y Conservation International Colombia unen fuerzas con el objetivo de ejecutar Proyectos Socioambientales Sostenibles, alineados bajo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, que tengan gran impacto en la conservación del medio ambiente, la adaptación a la crisis climática y el desarrollo de las comunidades.

 “Hoy más que nunca es tiempo de actuar. Actuar con acciones significativas frente a los imperativos de crisis medioambientales y consecuentes impactos sociales. Gracias a la alianza con CI, a nuestros valores compartidos y visión a largo plazo, podremos cumplir con esta meta y nuestros compromisos en Colombia” dice Alexis L. Leroy, CEO de ALLCOT

El desarrollo del mercado de carbono en Colombia representa una gran oportunidad para consolidar procesos de conservación y de sostenibilidad maximizando los beneficios sobre ecosistemas estratégicos y sus comunidades. La experiencia de CI trabajando proyectos socioambientales en territorio, sumada a la de ALLCOT en el diseño de proyectos de reducción de GEI, permitirá desarrollar e implementar proyectos de alta calidad” dice Fabio Arjona, vicepresidente del programa Colombia de Conservation International.

Sostenibilidad en la Industria de la Moda


Escrito por Natalia Rodrigo, Group Sustainability Technical Manager


Recientes publicaciones sobre la industria de la moda afirman que este sector necesita mejorar su desempeño en sostenibilidad. Si bien es cierto que la mayoría de las marcas de moda son conscientes de su impacto ambiental y social, solo menos de la mitad de ellas han comenzado a tomar medidas efectivas. Además, las compañías de moda aún no están implementando soluciones sostenibles lo suficientemente rápidas como para compensar de manera efectiva todos los impactos negativos que esta industria en rápido crecimiento comporta.

Los patrones actuales de producción y consumo en la industria de la moda ponen en peligro la disponibilidad de los recursos naturales, implicando pérdidas importantes de biodiversidad; sin obviar el aumento de las emisiones de dióxido de carbono, consumo de agua, uso de químicos y generación de residuos. Teniendo en cuenta que nuestro planeta ya ha superado sus límites, las restricciones en uno o más de estos factores clave no se pueden descartar, lo que dificultará el crecimiento del sector, previsto en un 60% para 2030.

Por otro lado, otros problemas no ambientales, como son el bienestar animal, la falta de transparencia y la imagen negativa, como, por ejemplo, presionar a la sociedad para que esté a la altura de ideales inalcanzables, no pueden ser relegados al olvido.

La moda se considera un potente mecanismo para el desarrollo global, estando considerada como una de las industrias de consumo más importantes. Es por ello por lo que este sector necesita imperativamente demostrar un cambio en su desempeño en sostenibilidad. Además de generar beneficio y crecimiento, la moda sin lugar a duda puede dotar de un valor adicional a todos sus productos, generando beneficios para la sociedad y la economía mundial.

Moda, talento y creatividad van siempre de la mano: su profundo savoir-faire, su presencia y actividad en las redes sociales e influencias ayudarán a trabajar con éxito su propia transformación.

Sorprendentemente, una parte de la industria de la moda ya se ha embarcado en el desafiante objetivo de concienciar a sus consumidores, emprendiendo mejoras reales y efectivas, por medio de amplias redes dedicadas a objetivos ambientales, sociales y transparentes comunes.

Además, las recientes inversiones en tecnología, así como las mejoras en las condiciones laborales y la implementación de estrategias de eficiencia en productividad hasta ahora implementadas, permitirán a las marcas de moda contrarrestar la presión actual.

Ejemplo de ello son las iniciativas actualmente desarrolladas sobre la conversión de residuos textiles en materias primas mediante el uso de técnicas avanzadas de reciclaje; la reducción del consumo de agua y energía do la integración de técnicas de gestión de residuos en las operaciones de producción y distribución.

Teniendo en cuenta todas estas estrategias de innovación, las empresas de moda cuentan con una oportunidad única para lograr su cambio, sin afectar a su crecimiento. Por otro lado, si no se toman medidas inmediatas, las marcas de moda estarán condenadas a tener que rebajar los precios unitarios haciendo frente a costes crecientes y escasez de recursos en sus cadenas de suministro; limitando así su actividad hacia un modelo lineal sin retorno, basado únicamente en consumo, fabricación y desperdicio.

Así, el efecto que este modelo tendrá en la moda es bastante predecible. Teniendo en cuenta las proyecciones actuales de aumento para 2030, las marcas de moda sufrirán una disminución de los beneficios si aún optan por una estrategia de “business as usual”.

Con el fin de abordar de manera efectiva la creciente presión ambiental y social, lo primero que se debe evaluar es la huella que este sector tiene. ALLCOT ayudará a la industria de la moda a identificar con éxito su nivel de sostenibilidad asociado a cada etapa de la cadena de valor. Esta estrategia permite a las empresas identificar los indicadores clave (KPIs) para así definir una estrategia eficaz de cambio.

El objetivo principal de este esfuerzo es desarrollar conocimiento, transparencia y sostenibilidad. Sin lugar a duda, este desafío en los patrones actuales de desempeño operacional tiene como objetivo establecer las bases para una posible remodelación, canalización de inversiones y definición de una estrategia efectiva en innovación.

En conclusión, si la industria de la moda no toma medidas eficientes sobre su desempeño en sostenibilidad, su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas no será significativa, poniendo en riesgo los compromisos del Acuerdo de París y, por lo tanto, de la Agenda 2030. Como resultado, es urgente listar las tareas de mejora ambiental, social y ética como acciones indispensables dentro de su agenda de estrategia de gestión.

La industria de la moda tiene todo el potencial para lograr un cambio social y ambiental a escala global. Integrar un uso más eficiente de la energía y de los recursos, asegurar condiciones de trabajo justas e implementar estudios de viabilidad para la cadena de valor en todos sus procesos constituyen estrategias clave para hacer realidad este cambio.

ALLCOT está cambiando el cambio …

 

Hacia un aceite de palma sostenible


Escrito por Asier Aramburu Santa Cruz, Climate Change RENEN Manager


Gracias al proyecto para la captura de metano, desplazamientos de combustibles fósiles y cogeneración de energía renovable que ALLCOT desarrolla actualmente en Colombia, la industria palmera puede ser una gran aliada en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Aunque pueda parecer que la mayor acción que puede realizar esta industria es el buen manejo de sus plantaciones y las políticas de no deforestación que lleve a cabo, en el propio procesamiento del fruto para obtener el aceite, se pueden implantar diversas medidas que aseguren un producto más sostenible. Así, en Colombia se ha logrado convertir un problema, la gestión de residuos, en una oportunidad. Las aguas residuales industriales del proceso productivo tienen una alta carga orgánica y precisan de un tratamiento para poder verterlos a un medio acuático. Este tratamiento se realizaba mediante el uso de lagunas anaerobias, que emitían grandes cantidades de metano a la atmósfera, un gas con un potencial de calentamiento global 25 veces mayor que el CO2.

Sin embargo, se encontró una solución que reporta diversos beneficios: el uso de biodigestores. Gracias a estas instalaciones, se están reduciendo las emisiones de metano por medio de la captura del biogás, nombre que se da a la mezcla gaseosa rica en metano que se produce en el proceso de tratamiento de las aguas residuales.

Aunque unas pocas plantas están aprovechando este biogás para generar energía, la segunda fase del proyecto contempla la adopción de esta forma de generación de energía eléctrica. Así, en lugar de la quema en tea, el destino actual de la mayoría del biogás generado, las empresas asociadas al proyecto podrán adoptar la tecnología que les permita usar ese metano como energía. De esta forma, pueden pasar a ser autosuficientes y sus excedentes energéticos entregarlos a la red eléctrica, lo que a su vez desplazaría la generación de energía por medio de combustibles fósiles, incrementando el potencial de mitigación del cambio climático del proyecto.

ALLCOT llega en un punto clave, ya que la industria precisa de una actualización del documento de diseño o Project Design Document (PDD) entregado inicialmente al organismo de las Naciones Unidas encargado del registro de estos proyectos de desarrollo limpio, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Pero el paso más importante y el mayor reto es la primera verificación de las reducciones para poder obtener los bonos de carbono, lo que permitirá certificar por primera vez las reducciones que ya se han realizado. ALLCOT tiene también el reto de demostrar el potencial y los beneficios del proyecto, de forma que se logre la adhesión del resto de productores y se consiga transformar esta industria. Además, el éxito de este proyecto no solo tiene importancia en la adhesión del resto de actores, sino que también en el desarrollo de otras iniciativas dentro del proceso productivo, como puede ser el compostaje de los lodos y los residuos del proceso productivo (cáscaras, etc.), que emiten también grandes cantidades de gases de efecto invernadero en su proceso de descomposición.

Para ello no solo se está trabajando en los cálculos de las reducciones y en la elaboración de la documentación, sino que se está realizando el proceso haciendo participe a los participantes del proyecto con visitas a las empresas productoras que ya han puesto en operación el proyecto de reducción de emisiones.

 La industria del aceite de palma es actualmente líder a nivel mundial en la provisión de aceites y grasas. A la cabeza de su producción se sitúan los países asiáticos, liderados por Indonesia y Malasia, que han logrado un crecimiento vertiginoso de su producción en las últimas décadas hasta llegar a una producción conjunta de 59.000.000 toneladas (82,5% del total). Sin embargo, este crecimiento ha recibido múltiples críticas a nivel internacional, ya que en parte se ha obtenido a costa de la destrucción de bosque natural.

En el caso de Colombia, en un campo dominado por productores asiáticos, ha conseguido situarse como el primer productor de aceite de palma en América y el cuarto en el mundo, con más de 1.600.000 toneladas.

Por tanto, gracias a este proyecto, la industria palmera colombiana tiene la oportunidad de mostrar su grado de compromiso con el desarrollo sostenible, diferenciarse del resto de productores y alinearse con los objetivos comprometidos en el Acuerdo de París.

ALLCOT y las comunidades indígenas: aliados en los proyectos forestales


Escrito por Andrés Melendro, Sustainability Consultant.


Las comunidades indígenas son actores clave en la mitigación del cambio climático y de la sostenibilidad de sus territorios. A nivel regional, según el informe Estado de la Amazonia publicado por WWF en 2017, los territorios de las comunidades indígenas corresponden a 33% de la Amazonía y tan solo a 8% de las tierras deforestadas. Esto pone de relieve su papel esencial en la lucha contra la deforestación. Durante la última década, la tecnología ha empoderado a los indígenas en el monitoreo de sus territorios, lo cual ha permitido que las empresas que extraen recursos naturales rindan más cuentas. Por ejemplo, los dispositivos de GPS son usados por los grupos indígenas para reportar delitos ambientales.

En Colombia, los resguardos indígenas han estado históricamente localizados en el corazón de los territorios controlados por grupos al margen de la ley y de las rutas del narcotráfico.  Al haber sido golpeadas de lleno por el conflicto armado entre guerrillas y el ejército colombiano, su desarrollo económico se frenó y sus índices de desarrollo son hoy inferiores al promedio nacional. 

Las comunidades Inga y Kamsá, originarias del Alto Putumayo y del Caquetá respectivamente (ambas en el sur de Colombia) juegan un papel clave en esta nueva etapa de sus regiones, en el cual el restablecimiento progresivo del orden público puede generar la intensificación de los motores de la deforestación. Putumayo y Caquetá son dos departamentos que hacen parte de la Amazonía colombiana. Por estar en zona de transición entre esta y la zona Andina, la más poblada y centro económico de Colombia, presentan unas de las tasas de deforestación más altas del país. Además, el postconflicto ha significado la llegada de colonos y de grandes grupos económicos, lo cual se refleja en cambios de uso de suelo hacia la agricultura, ya sea de latifundio o de subsistencia. Tanto la frontera agrícola como la extracción de madera y la ganadería ejercen presión sobre los bosques. Vale la pena recordar que el sector forestal es el mayor emisor de gases de efecto invernadero (GEI) en Colombia, responsable del 36% de las emisiones, según el Inventario Nacional de GEI. De ahí su importancia para alcanzar las metas de la contribución determinada a nivel nacional (NDC) del país.

ALLCOT coordina proyectos forestales con el objetivo de que los bosques se preserven y sigan jugando su rol de sumideros de carbono. Desde la fundación de ALLCOT hace 10 años, el proceso de consulta social ha sido riguroso y las comunidades indígenas han sido aliados de varios proyectos forestales. La consulta social realizada por ALLCOT siempre se rige por el principio de consentimiento previo, libre e informado. A través de los fondos derivados proyectos forestales que ALLCOT desarrolla es posible mejorar los indicadores ligados a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) como acceso a energía las 24 horas, tasa de escolaridad o tasa de mortalidad infantil. El objetivo último es que el desarrollo social y económico de los habitantes de la zona se pueda alcanzar en paralelo de la protección forestal, para así cumplir a la vez con la Agenda 2030 y con el Acuerdo de París. Esta es la misión de ALLCOT y el conocimiento ancestral con el que cuentan los indígenas sobre las áreas boscosas es una herramienta clave.

ALLCOT en la COP25

 

SIDE EVENT

«Cuantificación de los ODS para implementar el Artículo 6 del Acuerdo de París»

Del 2 al 13 de diciembre, se celebrará en Madrid La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Este evento incluirá la 25º Conferencia de las Partes de la UNFCCC, mejor conocida como COP 25, la 15º reunión de las Partes por el Protocolo de Kyoto y la 2da reunión de las Partes del Acuerdo de París. 

ALCOTT estará presente en este evento de alto nivel, lo que significa una gran oportunidad para dar mayor visibilidad al trabajo que se está llevando a cabo sobre el cambio climático.

Sergi Cuadrat, director técnico del grupo, estará presentado un evento titulado “Cuantificación de los ODS para implementar el Artículo 6 del Acuerdo de París”.

ALLCOT está desarrollando una Metodología de cuantificación de ODS de código abierto que tiene como objetivo medir los cobeneficios de los proyectos de reducción de emisiones de GEI en los ODS. Esto requiere establecer líneas bases de los ODS a escala local y monitorear su progreso. Esta herramienta operativa será aplicada a  proyectos de desarrollo para garantizar un precio justo del carbono.

Panelistas:

  • El Hadji Mbaye Diagne, Vice-Chair of the CDM Executive Board.
  • Margaret Kim, Chief Executive Officer of Gold Standard.
  • David Antonioli, Chief Executive Officer of Verra.

Lugar: Business Hub Side Event room. (IFEMA – MADRID)

Día: 10 de diciembre

Hora: 14:00 a 15:30

Será un placer para nosotros participar en esta gran evento y poder compartir con todos los asistentes. Te esperamos.

Si deseas reunirte con el equipo de ALLCOT en Madrid, contacta a Mónica de Oliveira mdo@allcot.com 

ALLCOT estará presente en el Primer Congreso de ASOCARBONO

 

«Estado actual del mercado colombiano de carbono y expectativas para el 2020»

Los próximos días, 21 y 22 de noviembre, se celebra en Bogotá el Primer Congreso de ASOCARBONO, donde ALLCOT tendrá el placer de participar como panelista en la sección de «Oportunidades del mercado de carbono para impulsar proyectos de mitigación en el sector energético”

La convocatoria al evento es abierta a todos los actores del mercado colombiano de carbono, y contará con la participación de importantes representantes de agencias colombianas como el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, e internacionales como IETA.

Entre los objetivos principales de este evento se encuentran:

  • Presentar la evolución del mercado colombiano de carbono en el último año.
  • Demostrar el gran potencial que ofrece el mercado colombiano de carbono para el desarrollo en las zonas de Paz.
  • Promover un mejoramiento continuo del marco regulatorio e institucional del mercado colombiano de carbono.

Este evento es organizado por ASOCARBONO en alianza con el Programa Páramos & Bosques de USAID.

Puedes realizar tu inscripción haciendo clic en el siguiente link

Inscripción

ALLCOT participa en proceso de consulta local en Ziguinchor, Senegal


Escrito por Mercedes García, Climate Change and Sustainability Manager


La degradación de los manglares durante los últimos años se está incrementando de manera alarmante. La deforestación incontrolada es una de las principales causas, pero el incremento de la temperatura del planeta está alterando la salinidad de determinadas zonas, lo que impacta de manera significativa en la estabilidad de un ecosistema tan frágil como son los manglares.

Los manglares crecen en latitudes tropicales y subtropicales. Al sur de Gambia, los manglares ocupan el estuario del Casamance, donde forman una larga banda sobre la margen norte del río de 6 km de ancho, entre Ziguinchor y Tobor, en Senegal. Debido a la presión antropogénica, ligadas a la tala ilegal y la agricultura, existen muchas zonas del manglar en estado de degradación máxima sobre las que hay que actuar.

ALLCOT, junto con la ONG senegalesa OCEANIUM, está trabajando en el desarrollo de un proyecto de reforestación y conservación de una parte de dicho manglar, comenzando en Senegal y ampliando en los próximos meses a Gambia y Guinea Bissau. El objetivo final del proyecto, denominado SWAMP (Senegal and West Africa Mangrove Project) es empoderar a las comunidades locales a través de la reforestación y conservación del manglar. Para ello, se registrará el proyecto en el estándar internacional SDVIsta con el objetivo de obtener créditos de carbono que puedan reinvertirse en dichas comunidades y en distintas actividades socioeconómicas. Para ello, ha sido necesaria la participación del gobierno senegalés y las autoridades locales, a través de distintas reuniones realizadas durante el último año. 

El pasado 15 de octubre, ALLCOT tuvo el privilegio de ser uno de los ponentes de dichas reuniones, desarrollada en Ziguinchor. Durante una jornada completa, el equipo de ALLCOT tuvo la oportunidad de compartir con todos los participantes el proyecto que se está estructurando, los objetivos a corto y largo plazo, y sobre todo el detalle de las actividades socioeconómicas a implementar, todas ellas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030

Se tuvo además la oportunidad de conversar y compartir un almuerzo con todos los alcaldes que ya se han unido a la iniciativa y muchos otros que aún están evaluando la posibilidad de adherirse. Se intercambiaron numerosas ideas acerca de las iniciativas a desarrollar y su alineamiento con las propias necesidades de las poblaciones. Fue una jornada de trabajo muy fructífera, que supondrá un punto de inflexión en el diseño del proyecto SWAMP. 

ALLCOT tiene una amplia experiencia en el diseño y estructuración de proyectos en el campo de la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero. Nuestro papel en el proyecto es mejorar  la calidad de vida de las poblaciones que viven en el manglar a través de la obtención de los créditos de carbono. El proyecto incluye principalmente dos actividades. En las zonas más degradas se realizarán plantaciones de los propágulos de las especies Rizophora Mangle y Avicenia sp. En las zonas mejor conservadas se realizarán actividades de protección y vigilancia para evitar que la tasa de deforestación se incremente.

Estas actividades incluyen desde la creación de brigadas de vigilancia, hasta actividades de sensibilización y formación en la materia. En paralelo se está trabajando en el diseño de diferentes actividades vinculadas al manglar en el área de la seguridad alimentaria y equidad de género.

Debido al componente social tan significativo del proyecto, el estándar escogido ha sido SDVIsta. Estándar desarrollado por VERRA para todos aquellos proyectos que mitigan las emisiones de gases de efecto invernadero pero que tienen un profundo impacto en las poblaciones locales.

Uno de los objetivos del estándar es no solo evaluar la contribución de los proyectos con los ODS, sino su cuantificación, monitoreo, y por supuesto verificación por una entidad acreditada. Es por tanto un estándar robusto que pretende demostrar de una manera eficaz y verificable que los proyectos realmente están contribuyendo a cubrir las necesidades de determinadas poblaciones.

Durante los últimos años, en ALLCOT hemos trabajado en cada uno de nuestros proyectos en la alineación de todas las actividades con los ODS, todos ellos canalizados a través de la lucha contra el cambio climático. 

El proyecto SWAMP es sin duda un claro ejemplo de la estrategia de la compañía para el futuro. Empoderar a las comunidades locales a través de la lucha frente a la actual crisis climática desarrollando iniciativas en el ámbito de todos los ODS de la Agenda 2030.