La neutralización de carbono debe tener el mismo valor que los PPA para la financiación de proyectos.


Escrito por Alexis Leroy, CEO ALLCOT


La neutralización de carbono es tan válida y valiosa como la energía renovable

Cualquier persona involucrada en el desarrollo de proyectos de energía limpia en todo el mundo estará familiarizada con la necesidad de asegurar la financiación del proyecto. Los prestamistas generalmente desean ver un flujo de ingresos sólido antes de considerar la financiación de energía renovable o proyectos de energía baja en carbono.

Normalmente, un acuerdo de compraventa de energía (PPA por sus siglas en inglés) cumple con este requisito: un acuerdo de compra a largo plazo con un comprador de alta calidad, ofrece la confianza de que el proyecto generará un flujo de caja constante para pagar su deuda.

Ocasionalmente, un PPA en sí mismo puede no considerarse como una garantía suficiente de rendimiento, o la calidad crediticia del comprador no puede ser lo suficientemente sólida. En estos casos, se puede agregar seguridad adicional en forma de garantías líquidas o bonos de desempeño.

Sin embargo, hay otra fuente de ingresos que puede desempeñar ese papel: los bonos de carbono.

Los bonos de carbono representan el ahorro en emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI). Se miden en función de una línea base en la que el proyecto usaría tecnologías fósiles. De esta manera, un parque eólico, un parque solar o una planta de conversión de residuos el  gas representan un ahorro de emisiones en comparación con electricidad producida a partir de carbón o gas .

El mundo está a la espera de que un nuevo mercado global de neutralización de CO2 reemplace el Mecanismo de Desarrollo Limpio que finalizará cuando el Protocolo de Kyoto sea reemplazado por el Acuerdo de París en 2021. Pero mientras tanto, hay muchas oportunidades para desarrollar y vender bonos de carbono en algunos mercados existentes. Los ingresos deberían ayudar a asegurar la financiación del proyecto.

Sudáfrica y Colombia están a la vanguardia en la creación de mercados de alta confianza para la neutralización de CO2, al permitir que se utilicen en el pago parcial de sus respectivos impuestos nacionales sobre el carbono y, por ende, monetizarlos, al menos en el papel.

Además, la Organización de Aviación Civil Internacional se está preparando para lanzar un mercado global de neutralización de CO2 para las aerolíneas a partir de enero de 2021. Se prevé que la demanda de neutralización de CO2 de las aerolíneas que participan en CORSIA alcanzará los 174 millones de toneladas de C02 equivalente (TCO2e) en 2025 y podría llegar a cerca de 8 mil millones de tCO2e en 2040.

Y más allá de estos mercados formalmente establecidos, respaldados por el gobierno, hay una amplia variedad de programas voluntarios de neutralización de carbono operados por grandes empresas industriales, comerciales y minoristas de todo el mundo. Según Forest Trends, casi 49 millones de neutralizaciones de CO2 fueron retiradas por gobiernos, empresas e individuos en 2018.

Hay muchos desafíos que enfrenta el uso de la neutralización de CO2 como seguridad para la financiación de proyectos. En primer lugar, el flujo de ingresos de la neutralización de CO2 probablemente representaría solo una fracción de los costos generales del proyecto, y para algunos, simplemente no valdría la pena el esfuerzo de incorporar la neutralización de CO2 en el cierre financiero.

Además, las fuentes de ingresos de la venta de bonos de carbono tienden a no ser regulares, sino «desiguales». Los proyectos neutralizados ​​deben presentar una verificación e informe independientes del volumen de emisiones reducido antes de que puedan solicitar la emisión de esos créditos, y los costos asociados con ese proceso generalmente significan que solo es posible realizar emisiones anuales o incluso bianuales. Dicha emisión periódica puede no ser lo suficientemente estable o regular para satisfacer los requisitos de un prestamista.

Sin embargo, al mismo tiempo, utilizar los ingresos de los bonos de carbono para asegurar el financiamiento puede tener dos beneficios significativos: la calidad y la confiabilidad del comprador. En el caso de los países con impuestos al carbono que pueden pagarse parcialmente en neutralización de CO2, el motor de la demanda es el gobierno, y los emisores industriales deben cumplir para cumplir con la ley.

Del mismo modo, en el caso de CORSIA, los compradores finales serán aerolíneas internacionales que buscan cumplir con los objetivos establecidos por el gobierno y aprobados por la ONU.

¿Por qué es importante el uso final de la neutralización de CO2? Debido a que los prestamistas se preocupan no solo por la escala de los flujos de ingresos de un proyecto, sino también por la confiabilidad y solvencia de los compradores. Los compradores de mayor calidad significarán mayor seguridad para el vendedor y, por lo tanto, para el prestamista.

En segundo lugar, es importante comprender que existe un vínculo directo entre la seguridad del suministro de electricidad renovable y la seguridad del suministro de bonos de carbono. Debería darse el caso de que cualquier prestamista que confía en un PPA como garantía para la financiación del proyecto, también debe poder confiar en el flujo de neutralización de CO2 a través de un acuerdo de compra de reducción de emisiones (ERPA).

Los prestamistas considerarán la confiabilidad del proyecto de energía (cuánta energía se espera o calcula entregar a lo largo de cualquier contrato) al estimar el valor del PPA. El PPA, por lo tanto, es una medida del suministro potencial de energía y, por lo tanto, puede ser también una medida del suministro de neutralización de carbono.

En el caso de muchas tecnologías confiables de energía renovable (gas residual, energía solar e incluso eólica), la generación real de energía y la generación de neutralización de CO2 están estrechamente vinculadas.

Un desarrollador de proyectos podría incluso utilizar la entrega futura de bonos de carbono como fuente de capital semilla para un proyecto. Esta era una práctica común bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio de la ONU. Al organizar un ERPA con un comprador que busca neutralización de CO2 para algún cumplimiento o incluso un propósito voluntario, un desarrollador de proyecto puede usar este ERPA para recaudar capital semilla. Sin duda, el volumen de la neutralización de CO2 puede estar sujeto a un recorte, pero el principio es sólido.

Entonces, ¿por qué los prestamistas no tienen en cuenta los ERPA? Si estamos de acuerdo en que la lucha contra el cambio climático es primordial, entonces, ¿cómo es posible que no apoyemos a los bonos de de carbono como una fuente de financiación válida, y que puede de hecho ser más valiosa que los megavatios-hora de generación de energía renovable?

Huella de Carbono y Expotural, Feria de la Naturaleza y el Turismo Sostenible

 


Escrito por Patricia Piñero, Sustainability Consultant.


Entre el 27 y el 29 de septiembre, abrió sus puertas en Madrid la Feria de Naturaleza y Turismo Sostenible, EXPOTURAL, en el pabellón 1 de IFEMA.

EXPOTURAL se ha convertido en el punto de encuentro de referencia nacional del turismo sostenible, donde la naturaleza y el cuidado de nuestra biodiversidad tienen el mayor protagonismo. Se trata de un espacio para proponer y facilita el fomento y el desarrollo de los destinos a través de un turismo rural sostenible.

6000 m2 acogieron esta celebración, dando cabida a numerosas actividades disponibles para los asistentes. Entre ellas la premiación a las mejores iniciativas en turismo sostenible, siendo la empresa ganadora Bahía de Santander, y en segundo lugar, Casa del Tesoro. Bahía Santander recibió el galardón gracias a un proyecto de de ecoturismo y educación ambiental enfocado en la recuperación del águila pescadora, mediante  la instalación de posaderos y nidos en altura. También se habilitó un punto de encuentro para profesionales de mesas de negocio de Turismo Activo para que tanto expositores como asistentes profesionales pudiesen participar en estas rondas de negocio. 

Además de todas estas actividades, se celebró el II Foro Internacional de Turismo de Naturaleza y Turismo Sostenible, ciclo de ponencias y mesas redondas desarrolladas dentro del pabellón, y estructuradas en diferentes bloques, que versaron sobre temas como el Ecoturismo, el Desarrollo Local y la Sostenibilidad, el turismo rural y activo, etc. Todo bajo un enfoque de Turismo Responsable y en pro de la Sostenibilidad y, sobre todo, en pro de la mitigación del cambio climático.

Coincidiendo con la huelga general convocada a nivel mundial a favor de la lucha contra el cambio climático, EXPOTURAL participó activamente en esta causa dedicando la primera jornada del II Foro Internacional de Turismo de Naturaleza y Turismo Sostenible al Cambio Climático, siendo éste último uno de los ejes estructurales de la filosofía de la feria.

Otra edición más en la que hemos tenido el placer de ser invitados a participar en el foro y de poder formar parte activa de EXPOTURAL, no solo en la ponencia que ofrecimos a los asistentes sobre la gestión de la huella de carbono para empresas, sino trabajando en la propia gestión de la huella de carbono de la feria.

Alfonso Polvorinos, director técnico de la Feria y del Foro, nos contactó hace ya algún tiempo atrás para poder conocernos y ver cómo podíamos conocer el impacto de la feria en el cambio climático y mitigar éste de la mejor manera posible.

Así que nos pusimos manos a la obra y calculamos las emisiones que se originaron con la celebración de la feria, entonces en su edición 2018, las identificamos y trazamos una estrategia de reducción a modo de recomendaciones adaptadas para ello. Tras este estudio y conclusiones ofrecimos la posibilidad de poder compensar las emisiones resultantes de la actividad de la feria, para así poder obtener un balance de carbono neutro. Así se hizo y así hemos seguido trabajando para hacerlo nuevamente posible en esta edición.

Esta compensación de emisiones consiste, a grandes rasgos, en la inversión económica en créditos de carbono, siendo éstos un mecanismo internacional de descontaminación propuesto por el Protocolo de Kioto para la reducción de las emisiones causantes del cambio climático.

Por tanto, la feria compensó estas emisiones generadas a través de su colaboración con el proyecto RMDLT, proyecto forestal situado en la amazonia brasileña que trabaja para proteger este frágil ecosistema de la deforestación desenfrenada de la selva, al tiempo que permite a los bosques degradados tener la oportunidad de regenerarse. 

En el proyecto se implementan 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, entre los más destacados podemos mencionar: la mejora de calidad de vida de las familias que residen dentro del área y la tenencia de tierras a los pueblos comprometidos con la conservación.

Para más información consulta nuestro sitio web www.allcot.com,  o puedes contactarnos directamente en el siguiente correo electrónico ppr@allcot.com

Reforestar el Amazonas como una solución clave a la crisis climática.


Escrito por Mercedes García, Climate Change and Sustainability Manager


Entre el 1 de enero y el 18 de agosto de 2019 los incendios forestales han aumentado un 83% respecto al mismo periodo de 2018 según el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE). Acorde a las imágenes satelitales del INPE, se produjeron más de 70.000 focos, de los que más de la mitad se localizan en la región amazónica. Sin embargo, los incendios no son los únicos elementos que están devastando la selva amazónica, la deforestación ha alcanzado su nivel más alto de los últimos 10 años. 

Según el último estudio publicado en la revista Science, «plantar miles de millones de árboles en todo el mundo sería la forma más económica y efectiva de enfrentar la crisis climática«. En el mismo estudio se confirma que “un programa de esta escala podría eliminar aproximadamente dos tercios de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) causadas por las actividades humanas desde el comienzo de la revolución industrial”. Teniendo en cuenta que hasta un 20% de las emisiones anuales de GEI proceden de actividades de deforestación, el impacto de gestionar adecuadamente dichas actividades podría implicar una reducción de más de un millón de toneladas de CO2e (estudio publicado en Global Change Biology, realizado conjuntamente con científicos del Global Forest Watch del World Resources Institute (WRI).

Sin embargo, para muchos propietarios de pequeños terrenos de tierra en países en vías de desarrollo, no es rentable mantener una pequeña plantación de árboles. Sin políticas de ayudas, financiación o concienciación, estos pequeños propietarios elegirán seguir talando los árboles para permitir entrar el ganado en su propiedad antes que conservar el bosque en su estado natural o reforestar el degradado. Este es el punto clave en el que se debe trabajar, y por eso los proyectos REDD generadores de créditos de carbono son tan beneficiosos para la sociedad y para la lucha contra la crisis climática.

Pero ¿en qué consiste exactamente el mecanismo REDD? Para entender el mecanismo es necesario remontarse al año 2005 cuando un grupo de países liderado por Papua Nueva Guinea, consiguió que se hablara de deforestación evitada en la Conferencia de las Partes, celebrada en Montreal (COP 11). Desde ese momento la discusión sobre el rol de los bosques en la lucha contra el cambio climático volvió al debate internacional y fue dos años después, en Bali, cuando la CMNUCC reconoció la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques (REDD) como un mecanismo válido en la lucha contra el cambio climático. 

Según el Plan de Acción de Bali firmado por las Partes en aquella conferencia, se denomina REDD + a la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y degradación forestal; además de la conservación, gestión sostenible y mejoramiento del stock de carbono de los bosques en los países en desarrollo. Se trata de un mecanismo más complejo que un proyecto de mitigación de emisiones de GEI del tipo MDL dado que es necesario trabajar la gobernanza forestal asegurando los derechos de las comunidades locales y los pueblos indígenas dependientes de los bosques. Sin embargo, el resultado es que el mecanismo REDD permite conservar un bosque de una manera inmediata y rentable. El mecanismo REDD se basa en calcular (usando metodologías internacionalmente aceptadas) la cantidad de carbono que se deja de emitir, y convertirla en un crédito de carbono “carbon-offset”.

Estos créditos se venden a grandes empresas que requieran compensar las emisiones de GEI de sus actividades, y parte de los ingresos obtenidos se reinvierte en las comunidades locales para contribuir al desarrollo económico local. Existen ejemplos de iniciativas exitosas en numerosos países, y la reinversión de esos beneficios han permitido actividades tan beneficiosas para la sociedad como por ejemplo la creación de cooperativas para comercio local, conversión de los “taladores ilegales” en agentes forestales de protección, refuerzo de infraestructuras como escuelas y hospitales, distribución de sistemas de potabilización de agua o de cocinas eficientes que reducen el consumo de biomasa.

La lucha contra la crisis climática no es fácil ni barata, pero más difícil y caro será enfrentarse a las consecuencias de no hacerlo, y el mecanismo REDD puede configurarse como uno de los motores más sostenibles, rentables y beneficiosos a corto y medio plazo para enfrentarnos a la crisis climática. 

 

QUÉBEC-FRANCIA: MESA REDONDA SOBRE EL MERCADO DE CARBONO.

 

 

El Ministerio de la Transición Ecológica y Solidaridad y La Delegación General de Québec en París realizarán en la capital francesa un seminario titulado:

QUÉBEC-FRANCIA: MESA REDONDA SOBRE EL MERCADO DE CARBONO.

Este se llevará a cabo el día 30 de septiembre en París, Francia, y contarán con la presencia y participación de Elisabeth Borne, Ministra de la Transición Ecológica y Solidaridad de la República Francesa y Benoit Charrette, Ministro de Ambiente y de la Lucha contra el Cambio Climático de Quebec.

El evento será una gran oportunidad para debatir sobre la fijación de precios del carbono y la transición justa y equitativa a una economía con menos carbono.

Entre los objetivos del seminario se encuentran:

  • Presentar herramientas y tendencias claves de fijación de precios del carbono.
  • Ilustrar cómo los precios del carbono, incluida la señal de precios y el uso del ingreso, combinado con otras medidas complementarias, pueden contribuir a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y apoyar una transición justa y equitativa.
  • Destacar la importancia de la colaboración internacional para el éxito en la lucha contra el cambio climático, a través de la fijación de precios de carbono (especialmente a través de la vinculación del mercado). 

Delegados de ALLCOT estarán presentes para conocer a fondo los detalles de esta interesante y muy nutritiva sesión, dándonos una visión local e internacional del mercado de Carbono, lo que nos permitirá, como empresa, desarrollar nuevas herramientas y mejoras para los servicios a nuestros clientes.

Puedes encontrar más información sobre el semanario, incluyendo su programación haciendo clic en este link ( información en francés)

Compensación de carbono para un futuro sostenible y descarbonizado


Escrito por Sergi Cuadrat, Chief Technical Officer (ALLCOT)


En 2015, los líderes de los estados miembros de las Naciones Unidas acordaron objetivos para cambiar todas las economías y sociedades hacia un desarrollo sostenible y descarbonizado mediante la adopción de la Agenda 2030 sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Nueva York, septiembre de 2015) y el Acuerdo de París para limitar el calentamiento climático a muy por debajo de 2 ° C (París, diciembre de 2015). Existe un enorme potencial para que surjan beneficios colaterales de los procesos de implementación de apoyo mutuo de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) elaborados en la voluntaria Agenda 2030 y las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC) que sustentan el Acuerdo de París legalmente vinculante en virtud de su Artículo 6.

Ambos marcos, aunque negociados bajo diferentes procesos multilaterales, promueven la participación de todos los países y están altamente interrelacionados: el Acuerdo de París enfatiza la necesidad de consideraciones de sostenibilidad en las transiciones bajas en carbono; Al mismo tiempo, evitar el peligroso cambio climático es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Por lo tanto, el fracaso en un proceso podría socavar el éxito del otro. La implementación de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) –compromisos de reducción de emisiones de los países– requiere grandes inversiones, que es más probable que se financien si se integran y benefician a los planes nacionales de desarrollo. Al mismo tiempo, las perspectivas de desarrollo sostenible dependen de una limitación del calentamiento global. Esta interdependencia puede verse como una oportunidad para alejarse del discurso de dos agendas diferentes que a menudo se perciben como competidoras y, en su lugar, persiguen su implementación para maximizar los beneficios mutuos.

Varios estándares de compensación de carbono, como el Gold Standard y el Verified Carbon Standard, están adaptando sus marcos y requisitos para definir mejor los impactos de un proyecto de mitigación de emisiones más allá de las reducciones de carbono y, en algunos casos, esto puede conducir a la creación de otros instrumentos negociables además de los créditos de carbono. ALLCOT evalúa la alineación de sus proyectos con los ODS para llevar a cabo un análisis exhaustivo de los datos que actualmente se monitorean y verifican a nivel del proyecto, para determinar si hay métricas adicionales que se puedan rastrear para informar de sus avances con los ODS.

ALLCOT está viendo una evolución en la forma en que nuestros clientes piensan sobre el financiamiento del carbono y los impactos adicionales que pueden tener sus inversiones en carbono. De esta manera, las empresas pueden articular los beneficios de sus inversiones en proyectos de carbono más allá de la reducción de emisiones verificadas. Creemos que las empresas pueden utilizar la financiación del carbono para ofrecer un valor adicional a través de la alineación con los ODS, lo que permite que el mercado del carbono se extienda más allá de las reducciones de emisiones y desempeñe un papel vital en impulsar un desarrollo sostenible bajo en carbono en todo el mundo.